Narco utiliza billetes de 20 pesos como contraseñas para entregar droga en CDMX (nota de Noel F. Alvarado en OEM-Informex)

Foto: Cortesía SSC

La célula que opera en la Ciudad de México vigila sus negocios a través de los número de serie

Noel F. Alvarado | OEM-Informex

Los integrantes del cártel de Sinaloa usan los billetes de 20 pesos como clave o token para autorizar las transacciones y la entrega de droga y de dinero entre las personas que intervienen en la distribución de sus bienes.

Las líneas de investigación que realiza la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC) y la Policía de Investigación de la Fiscalía de Justicia local (FGJ) señalan que esta clave fue descubierta entre el 24 y 26 de octubre, cuando el Cártel de Sinaloa manejó la venta de droga de 562 kilos en diferentes estados del país, coordinando los envíos desde Tapachula, Chiapas y tras la captura de uno de los principales colaboradores en la ciudad, identificado como Iván Pérez Serrano.

Tras hacer un corte de caja, el 27 de octubre del 2021, Iván Pérez informó a sus superiores jerárquicos, a quienes las autoridades sólo tiene identificados como El Lento y El Amigo Lento, que –de ese cargamento de 562 kilos de cocaína- solo tenía 216 cuadros de cocaína, contando ya los 50 kilos que tenía en garantía en Tucán (Guatemala).

Los encargados de las investigaciones también lograron conocer las claves que utilizaban para los puntos de entrega. A Sinaloa le pusieron como clave El Rancho, a Monterrey La Silla, a Guadalajara La Perla, a Cancún La Playa y a la Ciudad de México la ubican como El Humo.

De la misma manera, los encargados de las investigaciones de la SSC y de la Policía de Investigación de la FGJ identificaron que los integrantes del grupo criminal del cártel de Sinaloa intercambiaban números de series de billetes de 20 pesos. Dichos números, son utilizados como “token” o clave que autorizan la transacción, entrega de droga y de dinero entre las personas que intervienen.

Según un informe de los gabinetes de seguridad federal y local el intercambio no se realiza hasta que se entregue el número de serie autorizado. El actual gobierno culpa a administraciones anteriores del crecimiento de estas células pues siempre negaron su existencia bajo la idea de que “la ciudad era una burbuja”.

El informe de inteligencia del gabinete de seguridad del gobierno de la Ciudad de México señala que se han detenido y tienen detectados sicarios del cártel de Sinaloa que operan también en Sonora.

Según las investigaciones, la Ciudad de México, también ha sido vista por líderes de grupos delictivos de Sonora y Sinaloa como un punto factible de residencia.

La Ciudad de México es para los integrantes del cártel de Sinaloa, un importante centro financiero del país, que alberga las sedes de los mayores consorcios empresariales, permitiéndoles tener comodidades, pasar desapercibidos o permanecer en el anonimato en cualquier estrato social.

Sin embargo, durante el último año, en la Ciudad de México se ha logrado la detención de cinco personas, integrantes de células de sicarios que viajan desde el norte del país (Sinaloa y Tijuana, Baja California), bajo la encomienda de ubicar y ejecutar a un objetivo o víctima por órdenes de sus superiores jerárquicos.

Del trabajo de investigación se tiene conocimiento que los ahora detenidos identificados como Alexander López Placencia, Alejandro Valenzuela y Carlos Edmundo Bratado, forman parte del grupo de sicarios con zona de operación en Tijuana, Baja California. Entre el 14 y 15 de octubre, llegaron a realizar una ejecución por encomienda de su líder identificado como El Flaco.

De la información encontrada en el equipo telefónico de uno de los detenidos, se logró conocer que el objetivo del ataque era referido como el hermano menor de Los Chapitos (posiblemente en referencia a uno de los hijos de Joaquín Guzmán Loera) argumentando que se movía en la Ciudad de México acompañado de dos escoltas y vehículos blindados (Mercedes Genz y Land Rover).

ALICIENTE

El informe del gabinete de seguridad de la actual administración señala que al llegar al poder encontró una ciudad que contabilizaba casi seis muertos diarios y con autoridades que prohibieron pronunciar las palabras cártel o crimen organizado. “Las autoridades hacían malabarismos dialécticos para no hablar de un problema que incendiaba el resto del país, bajo la idea de que la Ciudad de México era una burbuja al margen de lo que pasaba en el resto de México”, explica el informe.

Miguel Ángel Mancera, exjefe de Gobierno capitalino, se limitó a explicar en 2018 -durante sus últimos días en el cargo- que en la capital solo existía el narcomenudeo y su única zona de operación era Tláhuac.

El seguimiento a las células del Cártel de Sinaloa, con presencia en la Ciudad de México, ha permitido identificar algunas de las actividades delictivas que coordinan no solo en la Ciudad de México, sino también en otros estados de la República. Aunado a esto, a través de trabajos de investigación, se ha logrado la detención de integrantes de dichas células con apego a la ley y respeto irrestricto a los derechos humanos, Además del aseguramiento de grandes cantidades de droga, en cuyos operativos han contado con la colaboración de la Guardia Nacional y las Secretarías de la Defensa Nacional y Marina Armada de México.

Dicho trabajo de investigación que realiza la Secretaría de Seguridad Ciudadana, está basado en inteligencia, análisis y diversas tácticas y técnicas de investigación de campo.

Nota publicada originalmente en La Prensa

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario