Muere La Pulga, héroe del sismo de 1985 (nota de Emmanuel Ruiz en OEM-Informex)

Foto: Cortesía / Familia Zariñana

Efrén Zariñana participó en el rescate de 27 personas; en mayo pasado enfrentó complicaciones respiratorias

Emmanuel Ruiz | El Sol de Cuernavaca

Después de participar en labores de rescate en más de 10 países y recuperar desde los escombros a 27 personas tras el terremoto de 1985 en la Ciudad de México, Marcos Efrén Zariñana, conocido como “La Pulga”, falleció este 25 de octubre en su casa en Cuautla, donde habitó durante toda su vida. Así lo confirmó su propio hijo, David Zariñana Hernández, al reconocer a su padre como “un grande”.

“Hasta el cielo, mi jefe. Lo hiciste muy bien, papá. Ahora tu alma y espíritu han trascendido”, difundió Zariñana Hernández a través de las redes sociales.

Efrén Zariñana tenía 79 años al morir. En mayo, el rescatista enfrentó complicaciones respiratorias internado en el Hospital General de Zona No. 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Cuautla. En ese entonces, su hijo protestó en varias ocasiones exigiendo a las autoridades de la clínica atención inmediata a su padre, dado su delicado estado de salud, por lo que posteriormente fue trasladado a la ciudad de Cuernavaca. Días después, fue dado de alta y volvió a casa.

“Se vino debilitando mi jefe. Este último mes era ya una persona de complexión muy delgada, con varios golpes de la vida y también en su curepo: en sus rodillas, sus caderas, debido a los rescates que efectuó. Además, era maratonista, como ustedes saben, así que hoy se nos fue un gran ejemplo y una excelente persona”, dijo David horas después, desde el patio de la casa de La Pulga, en espera de los servicios funerarios.

Además de rescatista, Marcos Efrén fue deportista desde joven y durante muchos años participó en maratones. De hecho, el 19 de septiembre de 1985, en el momento del temblor, se encontraba en la capital del país porque recogería el uniforme con el que correría días después. Las circunstancias cambiarían su vida para siempre.

“Es el mayor ejemplo. Estamos agradecidos por haberlo tenido como papá, primeramente, y por el legado que deja: su ejemplo, su enseñanza, es una escuela de amor”.

El cuerpo de Marcos Efrén Zariñana será velado en el templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de la unidad habitacional Fovissste, en la localidad de Amilcingo, del municipio de Cuautla, y será sepultado este miércoles en el panteón del municipio, en el Centro Histórico de la ciudad.

¿Quién fue La Pulga?

Nacido en junio de 1943 en Cuautla, Marcos Efrén Zariñana Guadarrama, “La Pulga”, pasó a convertirse en un nombre conocido cuando, tras el sismo del 19 de septiembre de 1985, participó como voluntario en las labores de rescate de la Ciudad de México. Dos años más tarde, se convirtió en una estrella de cine: en la película “Trágico terremoto en México”, protagonizada por Mario Almada, el cuautlense se interpretó a sí mismo en una breve aparición dentro del filme dirigido por Francisco Guerrero.

De acuerdo con Ezequiel Zariñana, su hijo mayor, el mote de “pulga” lo acompañó desde su infancia, ya que, según contaba, era la forma en que lo llamaba su maestra de primaria: en clases, Marcos tenía la costumbre de ir brincando de banca en banca dentro del salón, por lo que la docente le recriminaba que “brincaba como pulga”.

“Mucha gente cree que el apodo nació en el terremoto del 85, pero la verdad es que fue desde su infancia”, relata Ezequiel, su hijo

A 37 años del sismo de la Ciudad de México, en el que “La Pulga” rescató a 27 personas, su hijo planteaba la idea de gestionar la realización de un homenaje para su padre, en el que se reconociera su labor como rescatista. Imaginaba hacerlo posible en el teatro Narciso Mendoza, en el centro histórico del municipio.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario