México prohíbe importación de cigarros electrónicos

Imagen ilustrativa. Foto: https://ecigarettereviewed.com/
  • De acuerdo con la OMS, los cigarros electrónicos y otros dispositivos pueden contener niveles de sustancias tóxicas y compuestos carcinógenos

Juan Luis Ramos | OEM-Informex

A partir de este jueves 20 de febrero quedará prohibida la importación de cigarros electrónicos, como parte de las acciones del gobierno de México para proteger la salud de los mexicanos, informaron las secretarías de Salud y Economía.

A través de un comunicado, las secretarías recordaron que el comercio de cigarros electrónicos se encuentra prohibido en México desde mayo de 2008, fecha en que se expidió la Ley General para el Control del Tabaco.

Sin embargo, se requería de una “armonización en el marco normativo” a fin de evitar que se llevaran a cabo prácticas de comercio ilegales de dichos productos.

La dependencia explicó que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN), mejor conocidos como cigarros electrónicos, y otros dispositivos pueden contener niveles de sustancias tóxicas y compuestos carcinógenos, en ocasiones superiores a los de los cigarros tradicionales.

Además, destacó que los cigarros electrónicos constituyen un riesgo para las personas aunque no los utilicen, ya que el aerosol exhalado por los usuarios de estos dispositivos contienen soluciones y mezclas disueltas con elementos dañinos para el corazón y los pulmones.

Cifras oficiales citadas por la dependencia señalan que unos 938 mil adolescentes en México han probado el cigarrillo electrónico, de los cuales 160 mil lo utilizan de manera habitual.

“Con estas acciones la Cofepris y la SE dan cumplimiento a lo dispuesto por el marco legal vigente, eliminando cualquier posibilidad de que se comercialicen en territorio nacional productos distintos del tabaco”, concluyó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario