Más de 800 mil empleos en riesgo por crisis de COVID-19: CCE (nota de Juan Ramos Y Galo Ramírez en OEM-Informex)

Imagen ilustrativa. Mujeres portan mascarillas como medida de prevención contra el nuevo coronavirus (COVID-19) en una calle, en la Ciudad de México. Foto: Xinhua/Francisco Cañedo.

En la encuesta de Citibanamex, donde participan 25 entidades financieras, 23 prevén una disminución drástica en el crecimiento.

Juan Luis Ramos Y Galo Ramírez | OEM-Informex.

La caída que diversos bancos anticipan para la economía mexicana de 4.5 por ciento al cierre del año, a causa del coronavirus Covid-19, le costará al país la pérdida de 800 mil empleos formales, indicó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar.

El empresario advirtió que si el gobierno no toma las medidas adecuadas para hacerle frente a la crisis que se avecina por el crecimiento de la pandemia a nivel mundial y en el territorio nacional, el número de recortes de plazas laborales este 2020 puede ser aún mayor.

Salazar criticó el actuar de la administración federal a la crisis que está causando la pandemia en el país. Señaló que “no está siendo consecuente con el tamaño del problema” que representa el coronavirus para la salud de la población ni sus efectos económicos.

Recordó que algunas instituciones financieras ya están viendo un impacto económico mayor a cuatro por ciento de contracción para el PIB este año, lo que nubla el panorama para distintos sectores.

Este viernes, 23 de 25 entidades financieras encuestadas por Citibanamex presentaron un pronóstico de crecimiento negativo, que fluctuó entre -1.8 y menos 5.8 por ciento. En la semana, Goldman Sachs estimó una baja de 1.6 por ciento.

Todos los bancos que han emitido pronósticos señalan que la contingencia por el coronavirus es la causante de la debacle económica prevista para 2020, pero que el resultado final puede ser aún peor si el gobierno federal no toma las acciones pertinentes para atacar la emergencia.

México anticipó una contracción económica de 4.5 por ciento para el PIB nacional en 2020 con “fuerte sesgo a la baja” si no se toman pronto medidas para frenar el contagio del Covid-19. “Las decisivas medidas que están tomando otros países son necesarias. Seguramente se terminarán tomando en México, entre más pronto, mucho mejor. El principal responsable en este momento de la verdad es el gobierno federal, pero los gobiernos locales, las empresas y las personas también deben actuar y tomar esta crisis con altura y con la responsabilidad y urgencia que el reto amerita”, señaló el reporte.

Citibanamex también redujo su pronóstico de crecimiento para el PIB, a -2.6 por ciento. El grupo financiero consideró que una respuesta tardía de las autoridades en la implementación de políticas públicas de salud resultará en un choque más largo y profundo que lo originalmente anticipado. El banco estadounidense JP Morgan también revisó a la baja por segunda ocasión en una semana su pronóstico para la economía nacional.

La institución financiera pasó de una previsión de -0.4 a -1.8 por ciento, esto ante el aumento en el número de casos de contagió de Covid-19 en el país, que pasaron de 12 a 118 en el lapso de una semana.

JP Morgan advirtió que este resultado se deberá a una fuerte caída del PIB en el segundo trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2019, la cual prevé sea de 15.5 por ciento.

PEMEX EN LA MIRA

Pemex es la entidad más expuesta a los riesgos de los bajos precios del petróleo en América Latina, advirtió la calificadora Fitch Ratings, empresa que ubica la calidad crediticia de la petrolera en la categoría “basura”.

Con un precio del petróleo mexicano para exportación debajo de 20 dólares por barril, el negocio de la exploración y producción de Pemex no alcanza para cubrir un costo operativo y financiero promedio de 25 dólares por tonel, señaló la agencia.

La exploración y producción de Pemex no genera suficiente flujo de caja para cubrir los costos operativos y financieros de más de 25 dólares por barril y la compañía tendrá que depender de su refinamiento de hidrocarburos y de la desgravación fiscal de la gasolina por parte del gobierno para cubrir sus costos periódicos, afirmó la calificadora. En el reporte, Fitch no mencionó cambios en la nota de Pemex, pero apuntó que su débil perfil de crédito autónomo limita su resistencia a la caída de precios de hidrocarburos y aumenta su dependencia del apoyo del gobierno”. Fitch prevé que Pemex, aun con la liquidez con la que cuenta derivado de las bajas amortizaciones y las líneas de crédito disponibles necesitará una importante financiamiento externo durante el año 2020, dada la esperada negativa de su Caja Libre Neutral (FCF) como resultado de su elevada carga fiscal, agravada por los bajos precios en los hidrocarburos.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario