Marcelo Ebrard no milita en Morena, partido con el que busca ser Presidente en 2024 (nota de Montserrat Antúnez Estrada en SinEmbargo)

Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, ya anunció que competirá por la candidatura presidencial de Morena, partido en el que no milita, según la última versión del padrón electoral con la que cuenta el INE. SinEmbargo consultó al personal del funcionario en la Cancillería para corroborar su afiliación, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Ciudad de México, 5 de diciembre (SinEmbargo).- El Canciller Marcelo Ebrard Casaubón quiere ser Presidente de México de la mano de Morena, partido al que no se ha afiliado, de acuerdo con su padrón publicado en el sitio web del Instituto Nacional Electoral (INE), pese a que desde 2018 hizo público su apoyo a Andrés Manuel López Obrador, entonces dirigente y candidato presidencial.

El Secretario de Relaciones Exteriores confirmó en octubre que buscará ser titular del Ejecutivo federal en 2024 y que su único escenario es participar en las elecciones con Morena. Sin embargo, en el padrón morenista no aparece su nombre, como sí está el de la Jefa de Gobierno capitalina Claudia Sheinbaum, vista como la principal aspirante del partido en el Gobierno.

En el padrón de militantes de Morena difundido por el INE no aparecen ni los apellidos Ebrard Casaubón, ni el nombre de Marcelo, que deberían ir entre Dzul Aranda José Manuel y Ebromares Martínez Isidro, según la distribución alfabética de los militantes.

SinEmbargo consultó al personal del Canciller en la Secretaría de Relaciones Exteriores para corroborar su afiliación, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Por su parte, Donají Alba Arroyo, integrante y secretaria de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, explicó en entrevista que el partido pasa por un proceso de revisión del padrón. La secretaria dijo que estiman que ahora cuentan con casi 3 millones de militantes.

“Por esta falta de ratificación del padrón de 3 millones no sabemos a ciencia cierta si compañeros están ratificados o no. Yo creo que sí. […] Entonces no es un problema de cualquier compañero, es un problema de cómo se construyó este padrón”, expuso.

La no afiliación de Marcelo Ebrard —al menos en la última versión oficial del padrón— destaca porque aunque hoy defiende a la llamada Cuarta Transformación no figuró en el proceso de creación de Morena como partido, ni en el de la asociación civil —Movimiento Regeneración Nacional— que lo antecedió y que fue creada en 2011 para impulsar las elecciones del año siguiente.

Fue hasta 2014 cuando el INE aprobó la conformación de Morena como fuerza política y en ese entonces Ebrard no estaba próximo al movimiento.

Ebrard respaldó la campaña de AMLO desde 2018. Foto: Morena.

Según la última actualización del padrón del partido, el nombre de Marcelo Ebrard no aparece, mientras que en él está consignado que López Obrador se afilió el 10 de noviembre de 2013, el mismo día que lo hizo Claudia Sheinbaum.

También se afilió ese mismo día Citlalli Hernández Mora, actual secretaria general de Morena. En tanto Mario Delgado Carrillo, actual dirigente del partido lo hizo hasta más de un año después, el 7 de enero de 2015.

Consultada por SinEmbargo, la Consejera Donají Alba atribuyó la falta de nombres como el de Marcelo Ebrard a que el partido no cuenta con un padrón verificado, por ello recordó que desde el año pasado inició un proceso de reafiliación con el que esperan que el INE valide un listado único, ya que desde agosto de 2020 el TEPJF concluyó que al padrón oficial le falta “certeza y confiabilidad”, por ello determinó que, con vigilancia del INE, Morena debe verificar el crecimiento del mismo, que pasó de tener 278 mil militantes a más de tres millones en solo dos meses.

“El padrón que está en el INE no es el que representa el total de militantes, estamos en un proceso de ratificación de otro padrón, el de 3 millones, que tiene que ser ratificado, es decir que cada militante tiene que expresar que se afilió a Morena voluntariamente, ese proceso es el que tenemos que hacer para tener un padrón seguro”, detalló.

Las irregularidades en el padrón también causaron que el INE ordenara a Morena realizar una encuesta abierta a militantes y simpatizantes para elegir a su nuevo dirigente el año pasado.

LA ESPERA POR LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL

La carrera de Ebrard Casaubón ha estado marcada por una serie de golpes políticos y momentos en los que ha tenido que ceder, pero desde hace años dejó claro su interés por ser Presidente de México, primero con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y ahora con Morena.

Por ejemplo, en el libro Presidente en espera, una biografía de Marcelo Ebrard, el periodista Alejandro Páez Varela recuerda el golpe político que el Canciller vivió durante la elección interna del PRD en 2011, año en el que se desempeñaba como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

“[El PRD] la mayor fuerza de izquierda (por encima del Partido del Trabajo y de Convergencia, ambas organizaciones políticas a la orden de AMLO) cambió de dirección, y el Jefe de Gobierno pensó que podría dejar en la presidencia nacional a uno de su equipo, o por lo menos a uno muy cercano, lo cual le habría permitido dar un paso hacia la nominación para 2012. No sucedió. Ganaron ‘Los Chuchos’ con Jesús Zambrano, y López Obrador con Dolores Padierna. El primero quedó en la dirigencia; la segunda ganó la secretaría general. El candidato de Marcelo, Armando Ríos Piter, quedó fuera”.

Con el antecedente de esa derrota, Ebrard Casaubón perdió en noviembre de 2011 la candidatura como Presidente del país por el PRD, reconoció que las encuestas internas no lo favorecían y declinó a favor de López Obrador, quien meses después fue postulado por los partidos del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC).

Marcelo Ebrard y Alejandro Encinas en una conferencia realizada en noviembre de 2013, cuando aún militaban en el PRD. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

Ese mismo año, en 2011, Ebrard dejó en claro que no desistiría en su intención de buscar la Presidencia del país y reconoció el reto que significaba lograrlo. “Ya aprendí que en las carreras tienes que salir seis años antes”, dijo el 23 de noviembre de ese año desde el Tecnológico de Monterrey en la Ciudad de México.

De hecho, en septiembre de 2012, cuando Andrés Manuel López Obrador renunció al PRD luego de 23 años de militancia, Ebrard dijo a medios que le interesaba dirigir el partido, pero ese mismo mes fue nombrado presidente de la red global de Ciudades Seguras por el programa ONU-Hábitat.

Más tarde sus intereses en la política mexicana se antepusieron pues en 2014, a dos años de terminar el periodo para el que fue elegido en el programa internacional, renunció al cargo para contender en la elección interna del PRD, donde perdió.

En 2015, cuando Morena participó en su primera elección como partido político, Ebrard buscó ser Diputado federal por el PRD y, al no conseguirlo, renunció a la fuerza política y fue postulado al mismo cargo por MC.

Ebrard Casaubón atribuyó su salida al “progresivo acercamiento de la dirigencia del partido al Presidente Enrique Peña Nieto y a su partido, el PRI”, lo que, dijo, “es incompatible con los objetivos y deberes políticos de la izquierda mexicana”.

Para ese entonces el PRD enfrentaba una crisis de la que no se ha recuperado con de sus principales líderes como Cuauhtémoc Cárdenas y Alejandro Encinas, actual Subsecretario de Derechos Humanos y Población de la Secretaría de Gobernación.

La renuncia de Ebrard al PRD significó su respaldo total a Movimiento Ciudadano. En uno de los spots que grabó para el partido naranja en 2015 menciona: “Tal vez tú habrías votado por mí para Presidente, vota ahora por el águila naranja de Movimiento Ciudadano”.

Pero la candidatura para la diputación federal plurinominal fue invalidada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al concluir que Ebrard fue precandidato “simultáneamente” por dos partidos no coaligados y que su nombramiento no se apegó al procedimiento interno de selección de candidatos de MC.

En esa ocasión Dante Delgado, entonces presidente de MC, mostró todo el respaldo a Marcelo Ebrard. “Cuenta usted con nosotros y vamos a librar todas las batallas”, le dijo al experredista en una conferencia de prensa del 1 de mayo de 2015.

Por su parte, Martha Tagle, quien pertenecía a la Comisión Operativa Nacional del partido, opinó que la resolución del TEPJF limitó los derechos políticos electorales de Ebrard “en aras de una situación totalmente política y no jurídica”. También consideró que la candidatura fue frenada porque la llegada de Ebrard a espacios de representación popular “sin duda puede significar un adversario político muy importante”.

“No les conviene que MC crezca, no les conviene que estemos en la Cámara”, añadió en un video Ebrard Casaubón.

El pasado del Canciller con Movimiento Ciudadano viene a cuenta ante la posibilidad de que para 2024 el partido abandere a un candidato externo.

En entrevista con Obed Rosas, periodista de SinEmbargo, Clemente Castañeda, entonces Coordinador Nacional del partido, indicó en octubre de este año que la agrupación política “no está en este momento buscando candidatos y candidatas”, aunque señaló: “tampoco le vamos a cerrar las puertas a nadie, esta es una organización política de puertas abiertas para hombres y mujeres que al igual que nosotros crean que a través y a partir de la política se puede cambiar la historia de México y eso es lo que vamos a hacer”.

—En este no cerrar las puertas, entonces no descartan un escenario así [en el que abanderen a Marcelo Ebrard]— se le preguntó.

—Nosotros estamos concentrados en ser una alternativa para México, y si hay hombres y mujeres con militancia, en términos generales, en otras fuerzas políticas que decidan abrazar las causas de Movimiento Ciudadano pues en su momento evaluaremos, tomaremos la mejor decisión, por su puesto que nos reservaremos el derecho de admisión, no como sucede en otras fuerzas políticas que le abren la puerta, digamos, a lo más retrógrada del régimen que decían combatir, me refiero concretamente a Morena y al caso de Manuel Bartlett para botón de muestra, nosotros seguiremos siendo muy cautelosos en a quienes invitamos y con quién construimos.

EL RESPALDO A LOS PARTIDOS

Militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) hasta 1994, el actual Canciller llegó a la Cámara de Diputados en 1997 con el Partido Verde Ecologista de México, pero se convirtió en legislador sin partido. Ebrard Casaubón también fue uno de los fundadores del Partido de Centro Democrático, que lo postuló como candidato a Jefe de Gobierno en las elecciones del 2000.

La relación política entre Ebrard y López Obrador comenzó en el 2000, cuando el internacionalista declinó a favor del actual Presidente en la elección del Gobierno capitalino.

Al ganar la elección, López Obrador designó a Ebrard como Secretario de Seguridad Pública local, y aunque fue removido en 2004 por el Presidente Vicente Fox, luego del linchamiento de tres policías federales en Tláhuac, se incorporó de nuevo al Gabinete capitalino en 2005, ahora como Secretario de Desarrollo Social e inició su campaña que lo llevaría a la Jefatura de Gobierno de 2006 a 2012, tiempo en el que impulsó la imagen de la capital y en el que inició la construcción de su candidatura presidencial.

La relación política entre Ebrard y López Obrador comenzó en el 2000, cuando el internacionalista declinó a favor del actual Jefe del Ejecutivo federal en la elección del Gobierno capitalino. Foto: Cuartoscuro.

En 2015 Marcelo Ebrard se fue de México a Francia, esto luego de que Crescencio Morales, exdiputado del PRD, lo denunció penalmente por anomalías detectadas en la Línea 12 del Metro y por afectaciones a ejidatarios de Tláhuac en un tramo de la construcción. Cuauhtémoc Velasco, dirigente de MC en la ciudad, reconoció en junio de ese año, en entrevista con El Financiero, que el funcionario salió del país porque veía venir una “fuerte venganza” en su contra.

Ebrard Casaubón reapareció el 22 de diciembre de 2017 en la esfera pública en una reunión del Morena en la Ciudad de México, después de permanecer en un autoexilio.

En febrero de 2018, como precandidato de Morena a la Presidencia de la República, López Obrador anunció que el exfuncionario se integraría a su equipo de “refuerzo” para consolidar la estrategia de la defensa del voto en una de las cinco circunscripciones del país, pero desde entonces el nombre del actual Secretario federal no aparece en el padrón del partido que el INE considera como oficial.

Ebrard no aparece en el padrón de militantes de Morena. Foto: Grupo Parlamentario de Morena en el Senado.

En el evento donde se anunció su incorporación a la campaña morenista, el Canciller aseguró que regresó para apoyar a López Obrador, en ese momento no hizo alguna mención sobre Morena.

“Yo veo que Andrés Manuel va muy bien, hoy es la opción de cambio, es la razón por la que estoy hoy aquí con él, que no es ningún cargo, es una responsabilidad para reforzar lo que se está haciendo en el norte del país. Estoy muy contento de estar con él, de poder participar”, afirmó en entrevista con medios.

El 1 de febrero de 2018 AMLO presentó a los representantes regionales de su campaña. Foto: Morena.
Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: Aspirante sin filiación – Marcelo Ebrard no milita en Morena, partido con el que busca ser Presidente en 2024 – SinEmbargo MX
Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario