Los retos para Ken Salazar, candidato de la administración Biden a embajador en México (nota de Bertha Becerra en OEM-Informex)

Foto: Twitter @KenSalazar

El funcionario estadounidense, de origen mexicano, tendría en su agenda seguridad, frontera, migración, narcotráfico, crimen organizado, cruces fronterizos y reactivación económica y comercial

Bertha Becerra | OEM-Informex

Seguridad, frontera, migración, narcotráfico, crimen organizado, cruces fronterizos y reactivación económica y comercial serán parte de los retos de Ken Salazar, candidato a embajador de Estados Unidos en México.

Así lo considera el doctor José María Ramos García, profesor-investigador de El Colegio de la Frontera Norte (ColeF), quien señaló que las prioridades del diplomático serán migración e impactos ambientales transfronterizos, de los cuales conoce muy bien, por haber sido Secretario del Interior con el presidente Barack Obama.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

También el comercio, toda vez que su estado, Colorado, es de los principales exportadores hacia México, así como su interés por las energías renovables.

Acerca del perfil del candidato a embajador, el académico comentó que es de origen mexicano, pragmático, negociador. No es diplomático de carrera, pero sí muy cercano al presidente Biden.

Su misión en México será dar fluidez a la agenda multidimensional y con ello avanzar en una eficaz gobernanza fronteriza, transfronteriza y binacional, fundamentada en promover la competitividad, una agenda verde y una frontera segura.

Considera el profesor-investigador de el ColeF que una prioridad debería ser promover la sostenibilidad de una frontera desde el punto de vista de salud, seguridad, ambiente, energías renovables y crecimiento comercial.

Recordó: “Estamos próximos a cumplir 20 años de los atentados terroristas del 2001, a partir del cual ambos países definieron promover una Frontera hacia el Siglo XXI: reducir riesgos terroristas sin disminuir los cruces fronterizos de autos, personas y comercio”.

Señala que esta misma experiencia debería aplicarse en el caso de la post-pandemia de COVID-19: mayor cooperación en salud preventiva sin afectación a la dinámica transfronteriza.

Por otra parte, respecto a la reapertura de la frontera entre las dos naciones, comentó:

“Se espera una reapertura de la frontera mexicana después de 15 meses de cerrada, considerando la donación del gobierno de Estados Unidos de 1.3 millones de biológicos de Johnson & Johnson, que se aplican en 39 municipios mexicanos colindantes con el país vecino”.

Indicó que del lado estadounidense de la frontera se tiene una cobertura de cerca del 45% de la población. Del lado mexicano es del 15%, de acuerdo a Our World Data 2021.

“No ha habido una estrategia transfronteriza para reducir la pandemia, en especial bajo una aplicación masiva de vacunas y previamente pruebas PCR en el lado mexicano, segmentando a grupos en función de su perfil de cruce fronterizo”, apuntó.

Situación que se explica por el criterio de seguridad nacional establecido por el Centro de Control de Enfermedades, (CDC) por sus siglas en inglés, desde marzo de 2020. Tal criterio se mantiene y explica las expulsiones masivas de migrantes irregulares –cerca de 178 mil en abril de este año–, dijo.

También advirtió que un riesgo latente es que quienes se vacunaron con el biológico ruso Sputnik V y los chinos Sinovac y CanSino, no puedan ingresar a los Estados Unidos, dado que no han sido autorizadas en el vecino país. Estas vacunas sí son reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE QUINTO PODER. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario