Las 10 reglas del éxito de Mark Zuckerberg (nota de Jennifer Juárez en Quinto Poder)

La fortuna de Mark Zuckerberg está valuada en 109 mil millones de dólares. Este empresario cofundó la red social más influyente del mundo, Facebook, y actualmente también es el mayor accionista del imperio de medios sociales conformado por FB, Instagram y WhatsApp.

Por Jennifer Juárez | Quinto Poder

Al inicio del establecimeinto de Facebook, Zuckerberg era un emprendedor sumamente comprometido con la innovación y lideró con gran apertura por ejemplo, frecuentemente se organizaban hackatones, que consistían en días y a veces noches enteras en las que los equipos de la red social se dedicaban a explorar ideas de programación propias. Algunas de ellas se implementaron, enriqueciendo al sistema.

En los primeros años de la red social, cuando el objetivo principal era lograr que se extendiese por todo el globo, se basó en ciertos principios básicos. Algunos de ellos se quedaron atrás, otros fueron reformulados y por supuesto, la plataforma se transformó, dando pie a que surgieran nuevos preceptos. 

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

1. Hecho es mejor que perfecto

¿Te ha pasado que alguna vez te enfocas tanto en ejecutar una tarea impecablemente y con absoluta excelencia, que te tardas 10 veces más de lo que deberías en terminarla? ¿Te ha pasado que, por no lograr cumplir con algunos estándares de calidad que te autoimpones, dejas las cosas sin terminar?

Si es así, esta frase es para ti. La frase se le atribuye a Sheryl Sandberg, la mano derecha de este empresario, pero definitivamente fue uno de los pilares sobre los que se construyó Facebook..

Zuckerberg era enemigo del perfeccionismo pasmante y optaba por echar a andar algunos proyectos en versiones de prueba e ir mejorándolos sobre la marcha, en lugar de esperar a que el código fuera absolutamente perfecto.

2. Muévete rápidamente y rompe cosas (move fast and break things).

Esta frase data de los primeros años de la red social y, de hecho, es bastante polémica, en retrospectiva. Con la mirada puesta en “conectar al mundo” un entonces muy joven Mark Zuckerberg optaba por implementar innovaciones rápidamente, corriendo riesgos en todos los sentidos.

Conforme el papel de Facebook en algunos conflictos políticos (como la intrusión en las elecciones que llevó a Trump a la Presidencia de Estados Unidos mediante Cambridge Analytica o en la dispersión de teorías conspiranoides como los movimientos antivacunas) fue cada vez más cuestionado, la red social dejó atrás este mantra.

Esta frase se ha criticado tanto, que incluso dio título al libro: Muévete rápidamente y rompe cosas: cómo Facebook, Google y Amazon han acorralado a la cultura y quebrantado la democracia, publicado en 2018.

3. Comete errores

La frase “comete errores” sustituyó a “muévete rápidamente y comete errores”, probablemente por cuestiones como que en 2017 ‘Zuck’ (como muchos le apodan) pidió perdón públicamente en una publicación de Facebook diciendo: “(…) Pido perdón e intentaré ser mejor. Por las maneras en que mi trabajo fue utilizado para dividir a la gente en lugar de acercarnos, pido perdón y trabajaré para hacerlo mejor”.

“Comete errores” recuerda mucho al mantra “fracasa rápidamente” que utilizan muchos emprendedores para defender la importancia de que no sea el miedo al fracaso lo que nos impida perseguir nuestros sueños.

“Los mayores éxitos provienen de tener la libertad de fracasar”, dijo Zuckerberg en el auditorio de la Universidad de Harvard en 2017.

Aprovechó para hablar sobre la urgencia de una mejor distribución de la riqueza en el mundo: “Si hubiese tenido que mantener a mi familia cuando era joven en lugar de tener tiempo de programar; si no hubiese sabido que estaría bien en caso de que Facebook no funcionara, no estaría aquí hoy”, dijo.

4. Obtienes aquello en lo que inviertes tiempo

Zuckerberg dio el mencionado discurso en 2017 en un auditorio de la Universidad de Harvard, de la que, por cierto, desertó cuando estudiaba la carrera, para dedicarse de tiempo completo a Facebook.

El empresario tiene algunos rasgos excéntricos en cuanto a la administración de su tiempo. Por ejemplo, durante años se vistió exclusivamente con jeans, playeras y sudaderas de capucha de color gris, asegurando que eso le ahorraba tiempo cada mañana, al no tener que elegir un atuendo.

5. Cambia al mundo

El objetivo primordial de Zuckerberg, según ha dicho, es conectar al mundo. En innumerables ocasiones ha insistido en que el éxito de su red social depende de que se enfocó en el problema que quería resolver en el mundo, el cual era facilitar la conexión entre personas, o como dice su perfil: “Acercar más al mundo”.

De hecho, ha intentado proveer de internet a zonas no conectadas a través de drones con wifi.

6. Valora las redes sociales

Y no nos referimos a la electrónicas. Zuckerberg ha hablado muchas veces de la importancia de tener amigos a lo largo del camino, algunos de los cuales le ayudaron a fundar Facebook. Con algunos disputó el poder sobre la empresa, sobre todo al inicio, y otros siguen a su lado.

Pero también valora las redes sociales digitales. Es el rey de las conexiones en línea. Cuando se dio cuenta de que Instagram era una de estas empresas que uniría a las personas, la compró en 2012. Lo mismo hizo con WhatsApp en 2014.

Definitivamente, eligió bien los pilares de su imperio mediático, acaparando tres de las apps más descargadas del mundo.

7. Obtén retroalimentación

Cada semana en Facebook se lleva a cabo una especie de asamblea popular en la que cualquier miembro de la empresa puede preguntar y hacer comentarios sobre su trabajo o sobre cualquier cosa relacionada con la red social.

Asimismo, tras diversas malas experiencias, se han implementado mejoras a lo largo de los años para que los usuarios de la red puedan denunciar potenciales abusos o comentar sobre errores en las aplicaciones.

8. Ofrece la mejor experiencia

Al igual que otro multimillonario de la tecnología (el fundador de Amazon, Jeff Bezos), Zuckerberg tiene una obsesión por la mejora continua de las plataformas de que lidera.

Los equipos de Facebook, Instagram y WhatsApp están todo el tiempo ideando maneras de mejorar la experiencia de usuario, la usabilidad y haciendo más intuitivas sus aplicaciones.

Sabemos que muchas veces te han cambiado de lugar algún botón, y a veces fastidia, pero cada vez que experimentas estas frustraciones es porque están buscando mejores maneras de hacer las cosas. Y pensamos que de vez en cuando aciertan, ya que seguramente utilizas al menos alguna de estas aplicaciones.

9. Contrata solo a personas para quienes trabajarías

Se decía que detrás de cada gran hombre, siempre había una gran mujer. Los tiempos han cambiado y ahora la mujer va delante y sola, o al lado de su pareja.

Durante 13 años, Zuckerberg ha confiado gran parte de la organización en su mano derecha, Sheryl Sandberg.

Sandberg, directora operativa de Facebook, es la artífice de la megamáquina en la que se ha convertido la red social. Claramente ¡sería una jefa perfecta para el joven empresario!

Se le reconoce el gran mérito de hacer a Facebook un negocio en toda regla, al apostar por un método de anuncios y convencer a la dirección de la empresa de materializar esta idea. Hoy Facebook Ads es una de las plataformas más rentables de publicidad en el mundo.

Desde 2011 ha estado en diversas listas de las personas más influyentes del mundo de la tecnología y de las mujeres más poderosas, en general.

10. Aprende de la gente a tu alrededor

El empresario es un fuerte defensor de mantener una mente abierta.

En 2010 siendo uno de los miembros más jóvenes del “club de los millonarios del mundo”, se unió a The Giving Pledge, una iniciativa liderada por Warren Buffet y apoyada por Bill Gates, en la cual algunos de los hombres más ricos del mundo se comprometen a donar parte de sus fortunas.

El objetivo de esta iniciativa altruista es la redistribución del capital y el combate a las desigualdades en el mundo que permiten que un joven de 37 años tenga una fortuna (109 mil millones de dólares en mayo de 2021, según Forbes) varias veces superior al producto interno bruto de una nación de 11 millones de personas, como es Haití (14 mil millones de dólares en 2019, según el Banco Mundial).

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE QUINTO PODER. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario