Jóvenes y elecciones en tierras potosinas. Autor: Federico Anaya-Gallardo

0
344
Pedro Carrizales Becerra

El pasado 29 de mayo decía a los lectores que en nuestros días, los héroes juveniles ya no serán el simplón Archie Andrews de los cómics y la TV streaming ni el trágico Pavka Korchaguin de la novela soviética y revolucionaria; sino personas y personajes comunes quienes, para madurar y devenir adultos, deben solucionar problemas complejos en los que están enredados y confrontados derechos humanos. Y decía que esas y esos jóvenes deberían hacerse mayores en condiciones geopolíticas, sociales y económicas mucho más difíciles que las retratadas por la iconografía mass-media de la highschool estadunidense. El 13 de junio presenté el caso del joven potosino Rubén Martín Segura, ahorcado con la cinta de la capucha de su sudadera en los separos de la policía estadual en 2004. Una muerte dickensiana sin razón y sin esperanza que parecería ser la regla en sociedades como la mexicana –adonde el capitalismo dependiente simplemente machaca la humanidad de todas y todos nosotros.

Entre las sorpresas que nos trajo el 1 de julio de 2018 hay regalos inesperados. Uno de estos es la saga del ciudadano Pedro César Carrizales Becerra, alias El Mijis o Pedro Piedras –hoy diputado electo por el distrito estadual 08 (sudoriente de la capital de San Luis Potosí). Como si mi culterana invocación al héroe de Ostrovski hubiese resonado en lo profundo del pueblo que se organiza, desde abajo llegó buena respuesta a mi pesimismo de desencantado abogado de derechos humanos.

Por supuesto, estas sorpresas vienen en llamas. Uno de sus anuncios fue la “voz de alarma” en un tweet de @yosoycuper (Luz Elena) el 3 de julio : “Y no es broma el licenciado de pañoleta blanca es diputado electo por @PartidoMorenaMx Pedro Cesar Carrizales Becerra y el señor de pañoleta y lentes del ‘barrio me respalda’ su suplente” que iba acompañado de una foto con El Mijis y dos compañeros suyos, los tres portando sendos paliacates en cabeza o cuello –con el diputado recién electo al centro y en orgullosa camiseta mostrando los tatuajes en sus brazos. (Mantengo la ortografía original en todos los comentarios que cito hoy.)

Entre las reacciones que produjo este tweet casi de inmediato surgió el recuerdo de una nota roja de 2011 en el periódico electrónico local La Policiaca en la que se daba cuenta de un hecho violento en la colonia Las Piedras al noroeste de la capital potosina que involucraba a Carrizales. (https://www.lapoliciaca.com/nota-roja/delincuente-hirio-a-balazos-a-4-personas/) Por supuesto, se omitía señalar que en ese caso las pruebas forenses demostraron que él no había disparado ninguna arma de fuego –esto lo reportaría la BBC hasta el 6 de julio (http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-44745894).

Anuncios

El mismo 3 de julio el avatar FacebookAdriel Abisai Ramos Villa” quien tiene varios contactos en Reynosa y otras poblaciones de Tamaulipas, publicó en su muro un post del avatar “Autor de Nada oficial” quien al parecer es un reportero tamaulipeco. En este post se incluía la misma foto trasmitida por @yosoycuper y se afirmaba: “El nuevo diputado de Morena en San Luis Potosi con su equipo de trabajo. ¿Que propuestas traera? Bajar el precio de la mota y la piedra? Para que todos se puedan poner locos! Legalizar las metralletas! / ¡Incluso en el 2011 fue ARRESTADO por BALACEAR a 4 personas! / Hoy es Diputado local en San Luis Potosi por el Distrito 8, sin duda trae el respaldo del barrio. / ¡Espero esten muy contentos con el gran cambio que lograron votando por #Morena!”

El avatar “Adriel Abisai Ramos Villa” comentaría más adelante que haber dado la candidatura para diputado a El Mijis era “como si fueras a una entrevista de trabajo para una ingenieria y tu ya terminaste tu carrera, pero al final se la dan (la plaza) al tipo de prepa trunca solo porque acepto a cristo en su corazon y ahora es alguien confiable, lo que quiero decir es que seguramente hubo gente más preparada y con mas merito que el, gente que nunca a andado en pandillas ni robado pero bueno, ahi esta el cambio que pedia la gente”. Uno de sus comentaristas (avatar “David Leija”, con contactos Facebook en el noreste del país) le respondió: “La inclusión forzada, es la nueva anarquía y libertinaje de la sociedad moderna, ahora ser ‘norme’ (¿normal?) está mal visto y tachado de ser fobico y ahora ser una minoría que rechaza las normas de la sociedad son los nuevos ejemplos a seguir”.

El debate en redes sociales –que se dio en toda la República y no sólo en San Luis Potosí– se centró por una parte en la apariencia de “cholo” o “pandillero” del hoy diputado de Morena y, por la otra, en la pertinencia de que los representantes populares tengan o no antecedentes penales.

Por ejemplo, @yosoycuper posteó imágenes de 2010 en las que se involucraba a El Mijis en la destrucción de un automóvil en su colonia. En contraste, el profesor Azael Rangel, de la maestría de derechos humanos de la UASLP recordó el 4 de julio en su cuenta Facebook (avatar “Bicu Yuba Dixasa”) la primera vez que vio a El Mijis: “fue en un examen de grado, yo era parte del Sínodo y lo reconocía a partir del maravilloso texto que ese día evaluábamos… pensaba que quien debería haber estado en ese sínodo era el Mijis, él conocía de primera mano todo lo que estábamos debatiendo, él lo vive, lo teoriza desde la cotidianidad de la propia realidad”.

Andrés Costilla Castro, veterano defensor de los derechos LGBTTTI en Amigos Potosinos en Lucha contra el Sida, A.C. en su cuenta Facebook (avatar “Andrés Costilla Castro”) denunció el 4 de julio el terrible nivel de clasismo de nuestra sociedad, condenó la discriminación por apariencia y denunció que los críticos de El Mijis : “ni idea tienen del trabajo de este cuate con los chavos banda, un sector marginado y estigmatizado”. En la conversación subsiguiente, el avatar “Ulises Goy” respondió : “No Andrés, es también porque tiene antecedentes de intento de homicidio dos días después de salir de la cárcel. No es clasismo ni prejuicio, ni estigmatización. Es que esto demuestra que la elección se hizo con el hartazgo y las tripas”. Lo anterior, siguiendo la nota de La Policiaca que ya mencioné y sin haber corroborado en qué había terminado el asunto. El avatar “Alejandro Galán” fue más duro contra Andrés: “Estás tan enajenado con Morena que has perdido objetividad y me extraña. El tipo tiene antecedentes penales. Yo no se si exista algún impedimento legal para postularse o registrarse con ese detalle. Ni tampoco prejuzgo por su apariencia o demerito su trabajo con los chavos banda. Lamentable es lo que dice Ulises y con lo cual coincido. El voto no fue pensado, analizado y maduro. Fue una rabieta del pueblo harto de tanto robo y corruptela. El voto tampoco es para eso aunque ya fue ya que”.

El mismo 4 de julio, Octavio López López (avatar “Pacoctavio Calibán”) publicó en Facebook una foto de la portada de ese día en el diario San Luis Hoy en la que se cabeceaba a ocho: “Bancada de Morena tuttifrutti. Abogados, estudiantes, empresarios y hasta ‘chavos banda’ sin experiencia”. Los editores reproducían al centro una foto blanco y negro de El Mijis con lentes oscuros, el torso al descubierto y tatuado con la leyenda “Hecho en San Luis” sobre los pectorales. Con sarcasmo Octavio –joven doctorante en estudios latinoamericanos en la UNAM– preguntaba si la única manera de obtener experiencia era haber sido parte de las administraciones públicas corruptas o “gerenteando una empresa pitera”. No recibió respuesta.

Por su parte, Jorge Chessal, un reconocido abogado potosino recordó, en su cuenta Facebook el 4 de julio, que “Me parece injusto juzgar de esa manera (por la apariencia), cuando hemos tenido Diputados de buenas referencias sociales, saco y corbata, que tienen uñas muy largas.” Entre los comentarios que generó el licenciado Chessal, destaco el del avatar “Macario Aguilar” (de un círculo de contactos potosinos): “Asi son los pseudo curros y pobretones potosinos”.

Ciertamente, los denostadores de El Mijis empezaron a callar cuando, de todo el país y del extranjero, llegaron acerbas críticas al clasismo de quienes atacaban al defensor de jóvenes. No sólo la BBC sino muchos medios se interesaron en la biografía de El Mijis y encontraron que este tipo de personajes eran, precisamente, los que una verdadera oleada democrática llevaba al frente. Para cerrar con broche de oro una semana de agitada discusión en las redes, el grupo político juvenil potosino Ganemos publicó la Carta de No Antecedentes Penales de El Mijis –lo que cerraba una parte el debate acerca del supuesto criminal que llegaba a la legislatura potosina gracias a la oleada democrática de Morena.

Por su parte, El Mijis ha señalado que en su agenda impulsará políticas públicas para los sectores más vulnerables, “esos sectores a los que los políticos de traje corbata y camisa solo vienen a ver cuando son tiempos de elecciones”. El diputado estadual buscará la eliminación del registro de antecedentes penales para jóvenes por delitos menores, pues cierra las puertas del empleo a muchos jóvenes. (Tal fue el caso de Rubén Martín Segura entre 1989, cuando fue condenado por vez primera, y el año de su muerte en los separos policiales.) También buscará el fomento del empleo juvenil en los barrios populares, creando programas de inclusión. Desea ser la voz de los excluidos en una legislatura criticada recientemente por su cínico aislamiento de la sociedad: “Yo voy a seguir trabajando con los chavos banda, ese es mi sueño, que un chavo banda se siente en un restaurante sin que se le vea mal, sin que se les discrimine, simplemente por su aspecto. Yo quiero abrir oportunidades de vida para constituir una verdadera cultura de paz”.

Enhorabuena. Estos son los vientos nuevos que nos trae la inesperada rebelión en las urnas protagonizada por más de 30 millones de mexicanas y mexicanos.

Cierro con una reflexión en contraste. El Caso de El Mijis estalló sólo después de que se hicieron patentes las consecuencias del tsunami obradorista en todo México. Antes de ello, cuando la soberbia de las élites criollas seguía confiando en los votos conservadores de la “mayoría silenciosa”, el milagro del “voto útil” o en “obligar” a una segunda vuelta –la comidilla en la política potosina no se ocupaba mayor cosa del distrito 08 estadual. Quienes opinaban en el “círculo rojo” potosino estaban más interesados en la candidatura para alcalde capitalino de otro joven, Xavier, el nieto del Doctor Salvador Nava. Xavier contendía por el PAN y MC. Su gesta fue en contra de la corrupta y violenta administración municipal de Ricardo Gallardo Juárez (PRD), quien buscaba reelegirse. Esta lucha fascinaba en los cafés y tertulias. Los ánimos se arrobaban con las hablillas de notorios notarios que procuraban que se uniesen Xavier y el candidato de Morena, Leonel Serrato. Al parecer, en algún momento de locura, alguien, desesperando ante los métodos gansteriles de Gallardo, hasta propuso que Nava y Serrato declinasen ambos a favor de la candidata del PRI (Cecilia González). Puras ficciones en espejos ya viejos. Mientras, lejos de estas murmuraciones y enredos, desde el trabajo con los excluidos, se construía la candidatura de El Mijis.

¿Qué representa cada uno de estos dos jóvenes? La capital potosina que ganó la tercera generación de los Nava tiene tres distritos en la legislatura (02, 07 y 08). En el distrito 08 la coalición de Morena obtuvo 32.2% de El Mijis frente a 24.7% de la alianza navista. Morena ganó el distrito 02 mientras el PAN sólo obtuvo el 07. Sin embargo, en el total de la capital, Morena sólo obtuvo 19.04% de los votos con Serrato mientras Nava se llevó 43.6%. La diferencia se explica en parte por el candidato de Morena y en parte porque el enemigo a vencer era un PRD degenerado; pero también por la diversa composición social de los tres distritos que componen el municipio capitalino. Habría que seguir meditando sobre esto para discernir el tipo de legitimidad que cada quien (diputados y ayuntamiento) ha ganado.

San Luis Potosí tiene la oportunidad de dar al resto de México una nueva lección de democracia en la convivencia imaginativa y seria de una política de élites más bien caduca (pero que ciertamente detuvo al cacique Gallardo) y una política de base social profunda que haga escuchar la voz de los excluidos.

Anuncios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.