Irapuato: comunidades viven ‘toque de queda’ impuesto por la delincuencia (nota de POPLab)

Enfrentamiento en la comunidad Guadalupe de Rivera. Imágenes: especiales.

Enfrentamiento de elementos de la Fiscalía y civiles armados en comunidad de Guadalupe de Rivera pone al descubierto el control que el crimen organizado ejerce en la vida cotidiana de estos poblados; circula después un video de un convoy del CJNG placeando en Aldama

“No queremos gente después de las 9 de la noche” fue la orden fulminante que corrió el sábado 29 de enero entre habitantes de la comunidad de Guadalupe de Rivera, perteneciente a Irapuato, quienes fueron así enterados de que debían circular entre toda la población ese ‘toque de queda’. Nadie se opuso. Después de esa hora desde el sábado pasado se escuchaban detonaciones de arma de fuego de alto calibre.

Con poco más de 1 mil 500 habitantes, esta localidad se ubica a menos de 15 kilómetros de la cabecera municipal irapuatense.

Así fue como los nuevos “dueños” de la comunidad -hombres jóvenes armados en motocicleta- llegaron y ocuparon una vivienda a las orillas de Guadalupe de Rivera; se adueñaron del poblado, del rancho el Romeral y de la paz de los residentes. Los comercios comenzaron a cerrar a las 8 de la noche y después de la hora marcada solo escuchaban el sonido de motocicletas en la que se transportaban los “mañosos” y los estruendos de las armas de fuego.

El secuestro del que era presa esta comunidad se conoció después que el viernes 4 se enfrentaron civiles armados y agentes de investigación criminal de la Fiscalía General de Guanajuato, luego de una persecución que terminó en la comunidad alrededor de las 9:10 de la mañana. Tras el enfrentamiento, se conoció que un agente fue herido por las esquirlas, con lesiones que no ponen en peligro la vida.

Cuatro hombres y una mujer fueron detenidos. La Fiscalía informó que se aseguraron al menos dos vehículos y armas de varios calibres.

En Guadalupe de Rivera.

Antes de que se escucharan los disparos de este viernes por la mañana, comentaron vecinos, “pasaron cinco trocas de los ministeriales” persiguiendo a unos hombres en motocicleta que antes de atrincherarse en una casa dispararon a los agentes, quienes repelieron la agresión. El enfrentamiento duró varios minutos. “Muchos disparos se escucharon”, confirmaron habitantes de Guadalupe.

De acuerdo a la Fiscalía General de Guanajuato en su versión oficial sobre los hechos, los agentes realizaron un cateo en la casa donde detuvieron a 4 hombres y 1 mujer con posesión de armas, drogas y vehículos robados. Los agentes fueron recibidos a balazos y un agente resultó herido no de gravedad.

En la finca, de al menos cuatro habitaciones y rodeada de malla ciclónica, también aseguraron equipo táctico. No se informó de la cantidad de drogas, armas y automóviles con reporte de robo que fueron recuperados.

La paz perdida

La tranquilidad en Guadalupe de Rivera se quebró gravemente el sábado 29 de enero de 2022.

Hombres armados a bordo de motocicletas que ya tenían algunos días pasando a todas horas por las calles detuvieron a varios jóvenes, a quienes amenazaron. Fueron los primeros a quienes advirtieron de un ‘toque de queda’, expresamente les hicieron saber que después de las 21:00 horas “no querían a nadie” en las calles. Además, les dieron indicaciones que avisaran a los habitantes.

Ese día y los días siguientes, nadie se opuso. La advertencia se tomó como orden y se regó como pólvora en la comunidad. Nadie preguntó más, explicaron algunos habitantes, que a duras penas soltaron algunas palabras por el miedo.

Después de las 8 de la noche de ese sábado, todos comenzaron a encerrarse en sus casas y a bajar las cortinas de las pocas tiendas de abarrotes y negocios que se encuentran en la comunidad, una de las localidades más pobladas en el municipio, ubicada al noroeste de la ciudad.

Hasta 2020 -según datos del Censo- Guadalupe de Rivera registró una población de 1 mil 445 habitantes, con más de 358 viviendas. En su mayoría la habitan jóvenes de 15 hasta adultos de 58 años de edad; le siguen los niños de 6 a 14 años y en tercer lugar están las personas adultas mayores de más de 60 años.

El sonido de los motores de las motocicletas se escuchaba durante la noche, según relató María, una joven que trabaja en uno de los pocos comercios. Ernestina, otra habitante, lo confirmó al recordar que la comunidad era tranquila hasta hace pocos días. El domingo 30 de enero “hubo una balacera con ciudadanos que no tenían nada que ver”. Nadie salió, no llegaron tampoco policías.

“Suponíamos que eran enfrentamientos” que noche tras noche de la última semana se escuchaban por el tronido de los disparos de arma de grueso calibre.

“Aquí estaban establecidos unos carajos, de los mañosos pues, se posesionaron de una casa. Sabe Dios de qué cártel, narcos” dijo José, otro vecino de la comunidad.

En Guadalupe de Rivera.

Era una situación que la gran mayoría sabía porque todos los habitantes en la comunidad se conocen al ser familias que han vivido en el lugar “de toda la vida”. Así que nadie preguntó nada.

El viernes 4 de febrero, como cada mañana, doña Juana se encontraba en su cocina haciendo el almuerzo; a las 9:30 escuchó muchas detonaciones de arma de fuego. “Me dolió la cabeza” dice la mujer, quien sufre de hipertensión y se alteró cuando se escucharon los disparos “tan cerca”. Sin saber qué estaba pasando, lo único que hicieron ella y sus familiares fue bajar la cortina del comercio que tienen y esperaron por más de una hora a que todo se calmara para poder salir.

Otra vecina confirmó, evidentemente nerviosa, que desde el sábado 29 de enero “es muy peligroso, ya da miedo salir”.

“Ahora son las nueve de la noche y ya no hay nadie en la calle… era muy tranquilo”.

CJNG placea a sus anchas en Aldama, según video

El mismo viernes 4, después del enfrentamiento entre agentes de la AIC de la Fiscalía estatal y los civiles armados en Guadalupe de Rivera, comenzó a circular por diversas redes sociales un video en el que se identifica a presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación en otra comunidad de Irapuato, Aldama.

POPLab pudo conocer que este video data de fines de diciembre (hace aproximadamente un mes y medio que habría sido grabado) en esta comunidad, la más poblada de Irapuato, ubicada sobre la carretera Panamericana, la misma que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá mantienen con alto nivel de riesgo en sus alertas de viajes para sus funcionarios y ciudadanos dentro de territorio mexicano.

El video se publicó en la red Tik Tok con este título “el CJNG casual comprando tortas”. Frente a un popular negocio de tortas, una noche de diciembre, un largo convoy de camionetas y automóviles de modelo reciente están detenidos a plena calle, con las puertas abiertas y música de banda a todo volumen.

Hombres con los rostros cubiertos y empuñando armas largas permanecen afuera, custodiando algunos de estos vehículos, mientras aparentemente otros más compran comida en la cenaduría.

Niños y adultos contemplan la escena, toman fotografías y graban con sus teléfonos celulares al convoy, sin que nadie se los impida.

El mismo viernes 4, después del enfrentamiento entre agentes de la AIC de la Fiscalía estatal y los civiles armados en Guadalupe de Rivera, comenzó a circular por diversas redes sociales un video en el que se identifica a presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación en otra comunidad de Irapuato, Aldama.

POPLab pudo conocer que este video data de fines de diciembre (hace aproximadamente un mes y medio que habría sido grabado) en esta comunidad, la más poblada de Irapuato, ubicada sobre la carretera Panamericana, la misma que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá mantienen con alto nivel de riesgo en sus alertas de viajes para sus funcionarios y ciudadanos dentro de territorio mexicano.

El video se publicó en la red Tik Tok con este título “el CJNG casual comprando tortas”. Frente a un popular negocio de tortas, una noche de diciembre, un largo convoy de camionetas y automóviles de modelo reciente están detenidos a plena calle, con las puertas abiertas y música de banda a todo volumen.

Hombres con los rostros cubiertos y empuñando armas largas permanecen afuera, custodiando algunos de estos vehículos, mientras aparentemente otros más compran comida en la cenaduría.

Niños y adultos contemplan la escena, toman fotografías y graban con sus teléfonos celulares al convoy, sin que nadie se los impida.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de POPLab. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: POPLab | Irapuato: comunidades viven ‘toque de queda’ impuesto por la delincuencia

Billy Álvarez acusa corrupción de funcionarios en apoyo a dirigentes de Cooperativa Cruz Azul (nota de Rubén Beristáin en OEM-Informex)

Además, el expresidente del Club Cruz Azul responsabilizó a la actual Cooperativa Cruz Azul por el enfrentamiento en Hidalgo que dejó ocho muertos Rubén Beristáin | OEM-Informex El segundo capítulo salió a la luz. Guillermo Álvarez prófugo de la justicia y exdirector de la Cooperativa La Cruz Azul, advirtió el jueves pasado que lanzaría una serie de […]

Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario