Harry Moyer, piloto veterano de los Tigres Voladores celebra su cumpleaños número 100 con un vuelo en solitario (nota de Xinhua)

SAN LUIS OBISPO, Estados Unidos, 31 oct (Xinhua) — Harry Moyer, un piloto veterano estadounidense de los Tigres Voladores de la Segunda Guerra Mundial, celebró el viernes en esta ciudad su 100º cumpleaños haciendo un vuelo en solitario.
Moyer se unió al Cuerpo Aéreo del Ejército de EE. UU. en 1942. Destacó por servir con distinción en combate en diferentes teatros de operaciones durante la Segunda Guerra Mundial, primero en el norte de África, luego en la liberación de Sicilia e Italia y finalmente en China, luchando contra los agresores japoneses.
El escuadrón de Moyer se incorporó al 23º Grupo de Combate de la 14ª Fuerza Aérea en China en 1944, y fue el principal responsable de proteger los aeródromos chinos y los bombarderos B-29 estacionados allí y encargados de contraatacar a Japón.
Como uno de los pocos pilotos de la Segunda Guerra Mundial todavía con vida y, por lo que se cree, el único que todavía tiene licencia para volar en solitario, naturalmente quiso pasar su cumpleaños número 100 en el lugar que más ama: las nubes.
Organizado por su familia, amigos y la Fundación para el Patrimonio de Aviación China-EE. UU., la celebración del centenario de Moyer tuvo lugar en el aeropuerto regional del condado de San Luis Obispo.
Moyer despegó del aeropuerto al mediodía en un avión Mooney MK 21 y dio la vuelta al aeródromo dos veces, ante la atenta mirada de los espectadores que se habían reunido para verlo establecer el récord mundial del piloto con licencia más viejo del mundo en realizar un vuelo en solitario, que está siendo confirmado por Guinness World Records.
Discursos, buenos deseos y cartas de felicitación llegaron desde todos los rincones del mundo, entre ellos de la congresista estadounidense Susie Lee; el general de división retirado de la Fuerza Aérea estadounidense William A. Cohen; el presidente de la Fundación para el Patrimonio de Aviación China-EE. UU., Jeffrey Greene; el cónsul general de China en Los Ángeles, Zhang Ping; y el cónsul general de China en San Francisco, Wang Donghua.
“Harry no solo es un héroe para nosotros, sino también un héroe muy importante para la gente en China”, afirmó Greene con una sonrisa.
“Con su valentía y sacrificio, los Tigres Voladores hicieron una contribución importante a la victoria final del pueblo chino”, escribió Zhang.
“El pueblo chino aprecia esa parte de la historia y siempre recordará sus heroicas hazañas y sacrificios”, agregó el cónsul general.
“La leyenda de los Tigres Voladores forma un capítulo importante y brillante en la historia de las relaciones entre China y Estados Unidos”, señaló Wang, quien calificó a Moyer como “un testigo vivo” de la amistad entre los dos países.
En este sentido, Moyer se mostró sinceramente de acuerdo. “Debemos mantener vivo el vínculo entre Estados Unidos y China (…) Fue forjado con sangre y honor”, dijo a Xinhua.

Deja un comentario