“Guadalupe-Reyes” disparó los casos de COVID-19, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud (nota de Dulce Olvera en SinEmbargo)

Ocho entidades están con más del 70 por ciento de ocupación de camas. Foto: Cuartoscuro.

Por Dulce Olvera de SinEmbargo.

Ciudad de México, 26 de enero (SinEmbargo).– Hace un mes fue Navidad. Como ocurrió derivado del “Buen Fin” en noviembre, el incremento de reuniones, viajes y compras de regalos durante el periodo conocido como Guadalupe-Reyes disparó los casos activos de COVID-19, incluyendo al Presidente Andrés Manuel López Obrador, los cuales se concentran en el Valle de México, Guanajuato y Nuevo León, pese a los reiterados llamados de las autoridades a mantener las medidas de distanciamiento social.

https://ipstori.com/

En la última semana de julio de 2020 hubo un punto máximo de contagios activos, después agosto-septiembre fue un periodo de reducción y a partir de octubre, en que comenzó la época invernal, empezó nuevamente el alza de casos activos, agudizada en diciembre y enero, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud. En repetidas ocasiones, el Subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud Hugo López-Gatell ha explicado que, en general, después del incremento de casos, 15 días después suben las hospitalizaciones y, cerca de 21 días después, aumenta la mortalidad. Así ha pasado.

Del 11 de diciembre al 25 de enero, después de los 15 días del virus activo frente a un posible contagio el Día de Reyes, el número de casos activos aumentó un 45 por ciento de 63 mil 400 (activos del 28 de noviembre al 11 de diciembre) a 91 mil 841 (activos del 12 al 25 de enero), con un máximo histórico de 107 mil 019 el sábado 23 de enero. En el periodo referido, los casos activos estimados (activos más sospechosos) subieron un 22 por ciento de 84 mil 393 a 103 mil 319 casos, con un pico máximo el 23 de enero con 122 mil 986 contagiados. En los últimos días han registrado una tendencia a la baja, como se observa en la gráfica lineal.

Hubo un punto máximo de contagios activos de COVID-19 en la última semana de julio, después agosto-septiembre fue un periodo de reducción y a partir de octubre empezó nuevamente al alza, agudizada en diciembre y enero. Gráfica: Secretaría de Salud.

Tras el aumento de casos activos, comenzó a verse una tendencia al alza en hospitalizaciones, actualmente con el 60 por ciento de ocupación en promedio a nivel nacional frente al 45 por ciento del primer pico en julio de 2020, muestran los datos de la Secretaría de Salud. Ocho entidades están con más del 70 por ciento de ocupación de camas, es el caso de la Ciudad de México (89 por ciento), Guanajuato (86 por ciento), Estado de México (84 por ciento), Hidalgo (83 por ciento), Nuevo León (82 por ciento), Puebla (80 por ciento), Morelos (79 por ciento) y Guerrero (73 por ciento). Ante ello, la autoridad sanitaria ha determinado del 18 al 31 de enero a diez estados en Semáforo Rojo, 19 en Naranja, dos en Amarillo y solo uno, Campeche, en Verde.

En amarillo, total de camas ocupadas. En rojo, camas generales y en verde, camas con ventilador. Gráfica: Secretaría de Salud.

En tanto, el número de fallecimientos por COVID-19 aumentó un 32 por ciento de 113 mil 019 decesos el Día de la Virgen de Guadalupe a 150 mil 273 el 25 de enero, con un histórico de mil 803 muertes registradas en las últimas 24 horas el 20 de enero.

“No fiestas, no posadas, no reuniones con amigas y amigos, vecinos, desconocidos, conocidos. No, este es un año en donde no hay que hacerlo”, requirió el Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell el 11 de diciembre pasado, la noche en que se anunció la luz verde para la vacuna de Pfizer. “Evidencia reciente en el mundo, particularmente de las grandes metrópolis como Nueva York, revelan que la contribución de las fiestas privadas y de las reuniones que ocurren en los espacios privados están teniendo un papel muy sobresaliente sobre la epidemia [por la falta de distanciamiento social, uso de cubrebocas y ventilación]”.

Del 24 de diciembre a la fecha, el Gobierno de México ha aplicado más de 642 mil dosis de vacunas, principalmente al personal médico a nivel nacional, con un ritmo acelerado desde el 12 de enero, informa la Secretaría de Salud. Además, más de un millón 335 mil mexicanos se han recuperado del coronavirus de febrero a la fecha, aunque algunos presentan secuelas respiratorias, cardiacas, neuronales y/o psicológicas.

EL 40% DE CONTAGIOS EN ZMVM POR REUNIONES

Solo en el Valle de México, donde la saturación de hospitales ha rayado el 90 por ciento pese al Semáforo Rojo decretado desde la primera semana de diciembre, el incremento de los ingresos hospitalarios del 8 al 14 de enero en cerca de un 40 por ciento fue producto de contagio en reuniones familiares o fiestas que se dieron entre la semana del 24 de diciembre y el 2 de enero, informó la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo.

“Como lo hemos mencionado en muchas otras ocasiones, es en los lugares cerrados donde no se respeta la sana distancia, se relajan las medidas y se convive durante mucho tiempo donde hay mayor número de contagios”, dijo.

Este arranque de semana, en que sirenas de ambulancias no han cesado en calles de la capital del país, se registraron más de 41 mil casos activos estimados, más de 27 mil muertes y, en el Valle de México, la ocupación de hospitales permaneció en 89 por ciento, reportó el gobierno local.

El 26 por ciento de las hospitalizaciones en estas primeras semanas del año fue de personas que confesaron haber estado en reuniones familiares o con amigos durante fiestas decembrinas, de acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de México con base en una encuesta levantada entre el 8 y 11 de enero a 939 pacientes hospitalizados por coronavirus en diversas instituciones públicas y privadas de salud en la capital del país, donde también se internan habitantes del Estado de México.

El otro 6 por ciento lo atribuyó a vacaciones durante diciembre-enero; el 12 por ciento en alguna actividad durante el trabajo; el 8 por ciento en el transporte público; y 36 por ciento dijo desconocer dónde se contagió.

“La Ciudad de México, así como Guadalajara y Monterrey, son zonas metropolitanas grandes y tienen los retos más grandes de control epidémico. Solamente por la densidad poblacional y el tamaño hacen muy lento el cambio una vez que se implantan las medidas de prevención. La hospitalización sigue aún en periodo de ascenso”, comentó el Subsecretario Hugo López-Gatell esta semana. “El Estado de México sigue un patrón muy semejante de la Ciudad de México porque forma parte de una misma comunidad en el Valle de México, por lo que también es tendencia todavía en ascenso de la hospitalización”, agregó.

El escenario con mayores contagios en el Valle de México está proyectando 10 mil 250 camas ocupadas en las siguientes semanas, menos que la máxima capacidad de 11 mil 007 con las que se cuentan, por lo que queda un margen de maniobra de atención y, además, el programa de reconversión hospitalaria continuará.

Sin embargo, las reuniones también siguen tras las fiestas decembrinas. Alrededor del 70 por ciento de las denuncias que llegan al 911 son por la realización de una fiesta, ante lo cual patrullas del Gobierno de la Ciudad de México acuden al sitio para suspenderlas.

“Vamos a seguir persuadiendo a la población, informando para que no se realicen estas fiestas. No es tiempo de reuniones porque son lugares en donde hay altos niveles de contagio y muchas veces van los jóvenes, después ven a sus familias y algún familiar por ser más vulnerable se contagia y enferma gravemente”, expuso Sheinbaum esta semana, días después del desalojo en una fiesta de más de 200 personas en Chimalhuacán, Estado de México.

DEMANDA Y ROBO DE TANQUES DE OXÍGENO

A la par del incremento de casos activos de coronavirus en esta cuesta de enero, subió la demanda de tanques de oxígeno para que los enfermos que no alcanzan cama en hospitales puedan seguir respirando. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) tuvo que poner orden en las empresas distribuidoras, donde se han registrando largas filas de espera.

Sin embargo, la semana pasada se reportaron al menos dos robos de tanques de oxígeno. Pese a la presencia de integrantes de la Guardia Nacional, un grupo armado entró por la puerta de atrás y asaltó al personal de la clínica 3 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el municipio de Navojoa, Sonora, y se llevó siete tanques de oxigeno medicinal, cuatro llenos y tres vacíos. Además, una camioneta cargada con más de 40 tanques fue robada por dos sujetos en Coacalco, Estado de México. Fue recuperada en el barrio de San Antonio Xahuento, municipio de Tultepec, por elementos de la Guardia Nacional, así como autoridades estatales y municipales. Ambos detenidos, remetidos al Ministerio Público, portaban brazalete de preliberación, luego de estar internados en un penal de Ecatepec por el delito de robo de vehículo.

El Procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, dijo que las empresas Infra y Praxair producen en el país el suficiente oxígeno medicinal para abastecer el mercado nacional. Hasta la segunda semana de enero, han sido sancionadas con multas 16 pequeñas distribuidoras de oxígeno en el país que han abusado y en un solo caso, en la Ciudad de México, cerró una distribuidora porque estaba vendiendo oxígeno industrial y no medicinal.

“Podemos decir con toda certeza que no hay ni habrá desabasto de oxígeno”, aseguró. El problema ha sido de distribución de intermediarios (tanto la escasez como el sobreprecio), de empresas que han cometido fraude e incluso de acaparamiento.

Ante la alta demanda, el aumento de precio del oxígeno medicinal fue de 4.5 por ciento durante 2020, y en 2021 se registró una segunda alza de 4.5 por ciento, que ambas empresas productoras de oxígeno han implementado.

Una recarga de oxígeno medicinal cuesta de Tijuana hasta Mérida, para un tanque de 10 mil litros, 855 pesos, en el caso de Infra; y la renta de ese tanque grande, de esa misma capacidad, es de 595 pesos. Una concentradora para producir oxígeno en casa está en 27 mil pesos.  “Los únicos que sí se han pasado de rosca” son los de Claro Shop, donde se encontró hasta en 85 mil pesos.

La Profeco en colaboración con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y las empresas productoras y distribuidoras de oxígeno medicinal Grupo Infra y Medigas, llamaron a establecimientos y a la población que rentó tanques de oxígeno devolverlos a los distribuidores una vez que ya no los requieren, a fin de permitir que sean utilizados por otras personas contagiadas.

“La pandemia de COVID-19 ha provocado un incremento exponencial en la demanda por tanques de oxígeno, al tiempo que se ha detectado que muchas personas están conservando los tanques aunque ya no los necesiten, a manera de previsión. Sin embargo, con ello se está privando a otros pacientes que lo requieren en el momento y no pueden acceder a uno”, expuso la Profeco.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/26-01-2021/3926136

Deja un comentario