FGR está tras las huellas de Dámaso López, el “Mini Lic”, por el asesinato de Javier Valdez

Foto: OEM-Informex.
  • Con la revelación de la FGR de que el hijo de El Licenciado es el autor intelectual del crimen del periodista sinaloense, se abre un nuevo capítulo en la trama de impunidad

Martín Durán/OEM-Informex

CULIACÁN. Fueron dos los testigos clave en el caso del asesinato del escritor y periodista Javier Valdez Cárdenas, muerto a tiros el 15 de mayo de 2017 cuando salía del semanario Ríodoce, periódico que fundó junto con otros compañeros.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, dos hombres cercanos a Dámaso López Serrano, El Mini Lic, cuyos nombres permanecen en reserva, fueron quienes declararon recientemente que el hijo de El Licenciado fue quien ordenó el crimen de Valdez Cárdenas

Eran, señaló la FGR, colaboradores del López Serrano, ya que tenían “acceso a información” de la organización criminal. Por este motivo, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) consiguió que un juez federal librara una orden de aprehensión en contra del hijo de El Licenciado, quien actualmente permanece preso en California, Estados Unidos.

El jueves 23 de enero pasado, el Juez de Control aplazó por cuarta vez la audiencia intermedia. Ahí se presentarían las evidencias y los testimonios que señalan a Heriberto, El Koala, y a Juan Francisco, El Quillo, como dos de los tres responsables materiales del asesinato. Actualmente ambos inculpados están presos en el penal de máxima seguridad de Guasave.

Y es que la Fiscalía estaba por sacar su carta guardada: la orden de aprehensión contra El Mini Lic, el joven a quien el periodista victimado calificó en uno de sus reportajes como “pistolero de utilería, bueno sólo para la fiesta”. Dicha frase habría hecho enojar a López Serrano al grado de ordenar el crimen de Valdez Cárdenas.

ENTRETELONES DE LA TRAMA

Cuando el clan de Los Chapitos, integrados por Iván y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijos del Chapo, pusieron precio a la cabeza de Dámaso López Serrano, El Mini Lic, luego de la captura de su padre en la Ciudad de México, en mayo de 2017, éste salió huyendo rumbo al norte del país.

Estaba copado. La guerra criminal entre la facción de Los Dámaso y Los Chapitos dejaba entonces un saldo de homicidios y desaparecidos, entre ellos adolescentes, mujeres, policías, pocas veces antes visto en Sinaloa. Desde la capital del país, Dámaso López padre, compadre del Chapo, dirigía a sus huestes en tiroteos que asolaban a la población.

Todo empezó, de acuerdo con fuentes de la Fiscalía, debido al reclamo de los hijos del Chapo por obtener el control de la organización. López Núñez se negó a entregar el poder, y éste fue tomado de manera arrebatada.

Pero entonces fue detenido en un lujoso departamento de la colonia Anzures de la Ciudad de México. Con esto, fue El Mini Lic quien asumió el mando de lo poco que quedaba del clan criminal. En esos días, el 7 de mayo, el semanario Ríodoce publicaba en portada el titular: La fiesta de Los Chapitos, con una foto de El Licenciado esposado y cabizbajo, escoltado por varios elementos del Ejército y la PGR.

En el interior de la edición, Javier Valdez publicaba una crónica donde perfilaba al cachorro de Los Dámaso. Meses atrás, a fines de febrero de 2017, Valdez Cárdenas había sostenido un encuentro telefónico con El Licenciado, quien le dio una entrevista a través de uno de sus hombres. Según las investigaciones, esto habría puesto en una situación vulnerable al periodista, puesto que los hijos del Chapo se molestaron a tal grado que ordenaron comprar todos los periódicos del semanario.

Supuestamente al sentirse mal retratado en la publicación, el joven hoy preso en Estados Unidos, pidió el crimen del veterano reportero, autor de varios libros, como Malayerba y Miss Narco.

PROCESO DE EXTRADICIÓN

Dos meses después del asesinato de Valdez Cárdenas, El Mini Lic cruzó la frontera para entregarse a los agentes de la DEA, en Caléxico. En ese momento se dijo blanco de una cacería, ya que la gente de Los Chapitos intentaban matarlo.

Puesto bajo custodia, pronto López Serrano empezó a entregar información clave de los integrantes del Cártel de Sinaloa. Hasta la fecha se habla de que es uno de los testigos cooperantes principales en varios casos, como el de Jesús Raúl Beltrán, El Chuy Raúl, sentenciado a 25 años en Chicago por haber trabajado al lado de Jesús Alfredo Guzmán, su cuñado.

De acuerdo con reportes oficiales, El Mini Lic, en busca de obtener una sentencia menor, ha aportado información de por lo menos 124 capos más. Aunque ha colaborado con el gobierno estadounidense, Serrano López todavía no ha sido sentenciado en California

En cambio, una vez que cumpla su condena, el gobierno de Estados Unidos tiene la obligación de entregarlo a la Fiscalía General de la República, debido a que ya se está tramitando la petición de extradición. Una vez que termine este proceso, El Mini Lic será trasladado a Sinaloa, posiblemente al penal de seguridad en Guasave, ya que se trata de una prisión más segura.

Aquí, será sometido al juicio por el asesinato del fundador de Ríodoce.

MEMORIAL

El crimen del periodista sinaloense levantó en todo México una ola enorme de rabia e indignación. A nivel internacional alcanzó un eco insospechado y las marchas y protestas comenzaron a inundar las principales calles de Culiacán y otras ciudades del país: Javier y el resto de los periodistas no estaban solos.

Ahí por la calle Paliza, casi esquina con Epitacio Osuna, se encuentra el cenotavio de Valdez Cárdenas. A no muchos metros de allí, está su cantina favorita, El Guayabo, un recinto que solía frecuentar el periodista regordete, de lentes y sombrero, y desde donde se escribieron muchas historias.

3 Años se cumplirán el 15 de mayo próximo del crimen del periodista de Sinaloa, cuya memoria persiste en la lucha de justicia.

AVANCE

Todo parece indicar que los dos detenidos por ser autores materiales quieren negociar y declararse culpables a cambio de una reducción de sentencia.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario