Evergrande, el gigante inmobiliario que amenaza los mercados internacionales (nota de OEM-Informex)

Foto: Twitter @descifraguerra

Este lunes los mercados de todo el mundo resintieron los estragos de una posible quiebra del segundo promotor inmobiliario de China

OEM-Informex

Este lunes los mercados financieros internacionales vivieron un lunes negro ante la posible quiebra de Evergrande, la inmobiliaria más grande de China que tiene deudas cercanas a los 300 mil millones de dólares.

La empresa cotiza en la Bolsa de Hong Kong, donde el índice Hang Seng cerró con una caída de 3.3 por ciento, y además del sector inmobiliario, también tiene negocios en las industrias de alimentos, automóviles, seguros de vida, parques de diversiones, tecnología, entre otros.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

¿Quién es Evergrande?

Fundada en 1996 por el Presidente Hui Ka Yan en la ciudad de Cantón, Evergrande aceleró su crecimiento en la última década hasta convertirse en el segundo promotor inmobiliario de China, con 110 mil millones de dólares en ventas el año pasado.

La empresa salió a bolsa en Hong Kong en 2009, lo que le dio más acceso a los mercados de capitales y de deuda para aumentar el tamaño de sus activos hasta los 355 mil millones de dólares actuales. Cuenta con más de mil 300 desarrollos inmobiliarios en todo el país, muchos de ellos en ciudades de segundo orden.

Con la ralentización del crecimiento de las ventas en los últimos años, Evergrande también se ha diversificado a negocios no relacionados con el sector inmobiliario, como los autos eléctricos, el futbol, los seguros y el agua embotellada.

Preocupación por la deuda

Los inversores empezaron a preocuparse después de que en septiembre del año pasado se filtró una carta que mostraba que Evergrande había solicitado el apoyo del Gobierno para aprobar un plan de salida a bolsa que fue descartado, advirtiendo que se enfrentaba a una crisis de liquidez, de acuerdo con información de Reuters.

La preocupación se intensificó después de que la empresa admitió en junio que no había pagado a tiempo algunos pagarés, y de que en julio un tribunal chino congeló un depósito bancario de 20 millones de dólares de la empresa a petición del Guangfa Bank.

La rápida expansión de Evergrande se alimentó de deuda, obteniendo préstamos de forma agresiva para respaldar compras de terrenos y vendiendo apartamentos rápidamente, a pesar de los bajos márgenes, para volver a iniciar el ciclo.

Según el balance provisional de la empresa, su deuda con intereses se redujo a 89 mil millones de dólares a finales de junio, por sus esfuerzos de desendeudarse.

“Sin embargo, la empresa debe 300 mil millones de dólares, aproximadamente un dos por ciento del valor del Producto Interno Bruto de China, siendo la inmobiliaria más endeudadas del mundo”, explicó Jaime Aguilera, analista de Intercam.

Además de los canales bancarios y de bonos usuales, el promotor ha sido criticado por recurrir al mercado bancario en la sombra, menos regulado, que incluye fideicomisos, productos de gestión de patrimonio y papel comercial.

El riesgo por la crisis del gigante inmobiliario

El banco central de China destacó en su informe de estabilidad financiera de 2018 que empresas como Evergrande podrían suponer riesgos sistémicos para el sistema financiero del país.

Los pasivos del gigante inmobiliario involucran a más de 128 bancos y más de 121 instituciones no bancarias, según la carta que la empresa envió al Gobierno a finales del año pasado. JPMorgan estimó la semana pasada que China Minsheng Bank tiene la mayor exposición.

Según Aguilera, el colapso de Evergrande podría significar una catástrofe financiera que algunos especialistas califican como un potencial Lehman Brothers chino, similar a la crisis financiera que ocurrió en 2009.

“La falta de liquidez de Evergrande afecta a bancos, inversionistas, empleados, proveedores y al mercado de la vivienda en China, poniendo en riesgo el crecimiento de la economía de ese país”, añadió el especialista.

En el mercado de bonos en dólares, Evergrande representa el 4% de las inmobiliarias chinas de alto rendimiento, según DBS. Cualquier impago desencadenará también ventas en el mercado de crédito de alto rendimiento.

El impacto de un posible colapso se extiende también al mercado laboral, ya que en la empresa trabajan 200 mil personas y cada año genera 3.8 millones de puestos para el desarrollo de proyectos.

Entre ellos destaca la construcción del estadio “Flower City”, en China, que será la casa del equipo Guangzhou Evergrande. Se tiene planeado que este recinto sea el estadio de fútbol más grande del mundo con capacidad para albergar a casi 100 mil personas.

Según Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, en lo que resta de 2021 la empresa deberá pagar cerca de 669 millones de dólares en intereses relacionados a bonos.

Pero para el próximo año el pago proyectado es de 10 mil 85 millones de dólares, de acuerdo con la especialista.

“El efecto de Evergrande se da en un entorno de desarticulación global causada por la pandemia, con las cadenas de suministro afectadas, escasez de productos, inflaciones altas y desgaste de las políticas económicas, particularmente la monetaria”, explicó Siller.

-Con información de Miguel Ángel Ensástigue.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario