Espino, precandidato de Morena, un ejemplo de incongruencia y desmemoria.

Foto: Cuartoscuro
Comenta

Deja un comentario