[ESPECIAL] Contra las imposiciones, la militancia de MORENA da una lección de democracia interna en Ixtlán de los Hervores, Michoacán (por Francisco Félix)

Foto: Especial.

Francisco Félix | julioastillero.com

En estos tiempos electorales, la pugna por las candidaturas en los partidos políticos está a la orden del día. Ante ello, los dedazos, imposiciones, traiciones y oportunismos inundan las notas diariamente. El partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) ha buscado evitar conflictos mediante el procedimiento de la encuesta, contemplado en su Estatuto como uno de los mecanismos de selección de candidatos. Dicha encuesta es el mecanismo empleado siempre que no es posible elegir a un candidato por consenso entre los aspirantes.

Sin embargo, las encuestas no están exentas de polémica, no sólo porque con frecuencia son objeto de descalificación por parte de los precandidatos perdedores, sino porque buena parte de la militancia alega, no sin elementos, que se trata simplemente de una forma de encubrir las imposiciones de los dirigentes o “pesos pesados” dentro de MORENA.

Todo esto se evitó en un pequeño poblado de Michoacán, Ixtlán de los Hervores, donde el pasado 9 de marzo la militancia de MORENA dio una muestra de madurez política al realizar una elección interna en asamblea para elegir al candidato a la presidencia municipal. Caso único en Michoacán, con la salvedad de Cherán, que desde hace varios años se rige por el sistema de usos y costumbres y no permite la participación de partidos.

La decisión de llevar a cabo esta elección interna fue tomada mediante una asamblea a la que asistieron aproximadamente 90 militantes y simpatizantes del municipio, además de los cinco aspirantes a la candidatura a la presidencia municipal. Previamente, los candidatos se reunieron para platicar, con la finalidad de limar posibles asperezas y llegar a un acuerdo para sacar un candidato de unidad, algo que no fue posible y así se informó a la asamblea.

Anuncio

Ante la pandemia por COVID-19, se determinó que la votación se llevaría a cabo en urnas en pequeños grupos para evitar aglomeraciones; se eligió un salón de fiestas para el evento. Unos esperaban en un patio e iban avanzando hacia un espacio en el que se instalaron urnas y se entregaban boletas con el nombre y fotografía de cada aspirante. Después de votar, las personas salían por un área designada.

Pese a todo, la votación no estuvo exenta de anomalías, pues hubo varios intentos de sabotaje, por parte de los infiltrados que nunca faltan, intentando minar toda iniciativa democrática, para seguir reproduciendo los mismos viejos de la política, condenados por los documentos básicos de MORENA. Uno de los aspirantes, priista hasta hace poco, buscaba imponer un candidato débil con el fin de favorecer a la alianza PRI-PAN, que es un personaje cercano a él.

Los acarreos y las malas prácticas toparon con la organización de militantes y simpatizantes de MORENA en Ixtlán. El ganador fue Francisco Barajas, un joven de 29 años, fundador de MORENA, con padres de izquierda, que forman parte de la militancia del municipio, la cual mantiene de su bolsa las oficinas del partido y cuentan con tradición de realizar asambleas populares cada martes desde hace 30 años -primero en el PRD, ahora en MORENA-, siempre en el mismo lugar, a las 5 pm.

Esta es, sin duda, una modesta lección democrática de la militancia de MORENA en un pequeño pueblo de Michoacán, que sirve de ejemplo no sólo a nivel estatal, sino incluso nacional de cómo puede construirse una nueva forma de hacer política desde las bases, sin necesidad de imposiciones descaradas o encubiertas por presuntas encuestas.

[VIDEO] “Eres un traidor”, agarran a huevazos a Mario Delgado en Colima (nota de Alfredo Maza en OEM-Informex)

Comenta

Deja un comentario