Entre carnalitos nos entendemos. Autora: Emma Rubio

Elecciones en México

Para aquellos que deambulan por los recovecos de la república del Twitter saben perfectamente a qué y a quién hace referencia el título de este texto. No lo menciono porque hacerlo sería otorgarle una mención honorífica no merecida. Sin embargo, si escribo sobre ese texto publicado en un panfleto de reformatorio es porque me parece claramente uno de los síntomas que andan padeciendo los desesperados porque el tiempo se les agota.

El 6 de junio está próximo y aún así con todo y el funesto acontecimiento del metro muchos mexicanos siguen en pie de guerra con la 4T. Pero este texto no pretende hablar de ello sino de lo que en verdad significa esa obscena columna y el video clasista y pretencioso del señor Hoyos. En primer lugar me abocaré a ese texto tan prosaico y sin sentido. Infestado de un lenguaje coloquial con el cual pretende el autor “hablarle” a las personas que en su imaginario son inferiores a él y por ello hace su esfuerzo narrativo el cual resultó más un mal capítulo de la Rosa de Guadalupe que un llamado a la ciudadanía a que haga conciencia. Con ese dejo de intelectualidad; sus iguales, esos de raza pura se la pasaron aplaudiendo tremendo bodrio ¿pues qué se puede esperar de personas que miden la superioridad en la marca de sus zapatos? En verdad pensándolo bien, ha sido muy osado el escritorcillo ese pues pensar que con un lenguaje para él “coloquial” podía despertar conciencia y convencer a las personas que no voten por Morena es tremendamente atrevido como ignorante. Se dice arqueólogo el señor pero me queda claro que no tiene ni idea del entendimiento del ser humano y por supuesto tampoco del buen manejo del discurso. Dan pena realmente toda esa fauna de raza pura que se vale de sus fantasías para intentar derrocar una ideología, y sería preciso aclarar que no es una ideología política la que pretenden derrocar con este acto tan pueril sino una ideología social, pretender que se comprende la identidad de los mexicanos a partir de una coloquial manera de expresarse es tan sólo la evidencia del nulo conocimiento de la historia de un país tan rico en cultura.

Por ello no es de extrañar que solo entre “carnalitos” se entiendan y que le aplaudan un texto tan mal hecho como una película de Michel Franco a la cual seguro consideran obra de arte porque esos son sus niveles de conocimiento cultural.

Está por demás hablar de un impacto del mismo en la toma de decisión de este 6 de junio pues en definitiva es algo que pasará de largo para esos fines pero lo único que sí ha puesto en evidencia además de lo ya descrito, es la vacuidad intelectual que hay en la esfera de la oposición y que su desesperación ya los está haciendo cometer actos risorios. Ojalá de una vez entiendan que las personas que conforman la sociedad sí pensamos y que sabemos elegir, tan es así que por ello hoy nos indignamos, nos mofamos y nos resultan nimias sus acciones.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Por otro lado, tenemos al señor con apellido Hoyos, quien no sólo compartió el texto mentado sino además tuvo a bien hacer un video en el que le habla a sus “carnales” los empresarios en el que en un papel de coach empresarial les dice cómo hablar con sus empleados sobre las elecciones y convencerles, ¡ah no perdón! orientarles sobre un voto pensando. Una vez más, esa clase de fauna de raza pura demostrando que piensan que sus empleados dependen de ellos hasta para pensar, es claro que lo único que tienen estos seres es dinero y sus vínculos entre ellos porque ni empatía, ni compasión, ni respeto ni ética les fueron otorgadas. Las virtudes les son ajenas y por ello es que todos nosotros debemos tenerles compasión pues ya no hallan qué hacer para que les regrese el agua a su río de ambición. Pero lástima por ellos porque sin duda alguna, lo único que queda de manifiesto es que son tan ignorantes como patéticos y que lo que se vislumbra en su futuro es que tendrán que resignarse ante su inminente fracaso como los poseedores del país. Ya no más y no porque esté Andrés Manuel sino porque estamos todos los ciudadanos hartos de que nuestro país sirva a esos cuantos que tan solo nos ven como seres instrumentales sin educación. Pero vaya sorpresa que se llevarán entre más pase el tiempo, pues somos muchos los mexicanos que sabemos lo que queremos y que lo que más deseamos es verlos a ellos lejos de nuestros derechos los cuales no han respetado por años. ¡Ya no más! así que hoy les digo a esos carnalitos que ya se queden bien guardados en alguno de sus cantones, que ya se rifen y dejen que otros decidan por sí mismos y que ellos que han arriesgado tanta lana que se han robado para dar empleos que explotan a las personas y mal pagados, les explico que este 6 de junio ya no vamos a votar por ustedes cabrones porque sí sabemos lo que nos conviene y ¿les digo lo más cabrón? Ya no les vamos a dar a ganar más lana porque somos profesionales, intelectuales, gente pensante que podemos y queremos también vivir bien y que si ya pensábamos votar, hoy lo haremos con más ganas por aquellos que les duele tanto porque precisamente, hoy sí vemos más nuestros impuestos y no, no necesito convencer a mis compas porque hay algo que se llama respeto a la voluntad individual y algo que se llama democracia (lo cual ustedes desconocen por completo) así que descuiden que de que votamos, votamos. Mejor en buena onda ya piensen en su familia y nos saludan a sus viejas ¡Van carnales!

Emma Laura Rubio Ballesteros
Emma Laura Rubio Ballesteros

Licenciada en filosofía, maestra en educación y especialista en Teoría Crítica y hermenéutica, certificada en educación socioemocional. Autora de diversos artículos en revistas académicas

Comenta

Deja un comentario