En México, las mujeres siguen recibiendo un sueldo menor al de los hombres, según datos del INEGI (nota de Karen Meza en OEM-Informex)

Imagen ilustrativa.

Las féminas de Puebla, se ubican en el segundo lugar nacional con el menor salario promedio según la ENOE.

Karen Meza | OEM-Informex.

Ana María Méndez lleva cuatro años colocando cierres en diversas prendas en una maquiladora de Tehuacán, desde el día que llegó a ese espacio de trabajo, no ha tenido la oportunidad de crecer como Juan Cázares, un joven que ingresó un año antes que ella y que por ser hombre, ganó la plaza de supervisor y su recibo de nómina es “ligeramente” superior.

La mujer pidió que los nombres fueran cambiados por seguridad, pero su historia es una constante y uno de tantos ejemplos sobre la desigualdad laboral en la entidad. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, Puebla se encuentra en segundo lugar –en el primer trimestre 2020– con el menor ingreso promedio de la población ocupada para el género femenino.

A propósito del Día Internacional de la Igualdad Salarial, que se celebra este 18 de septiembre, María relató que en su trabajo no es justo el pago que le dan, pero que además es inequitativo con los varones, tanto en las condiciones físicas como su nómina, esa que ha crecido sólo 120 pesos en 48 meses.

“Si hay desigualdad por el sexo, no podemos negarlo, pero también son las condiciones de trabajo, Ya en ningún trabajo te quieren pagar bien, eso sí, la empresa exige mucho, qué la puntualidad, qué las metas, qué la perfección y no vemos mejoras de pago y ni sabemos a quién recurrir para que mejore”.

María recibe a la semana mil 400 pesos y su compañero Juan, mil 700 pesos; en trabajo, ella realiza más actividades, asimismo, dedica mayor esfuerzo.

“Lo tengo que hacer porque soy madre soltera y tengo un hijo. Toda la semana veo desfilar a muchas mujeres que se van porque el salario no les conviene. Yo por necesidad, lo tengo que aceptar”.

MUJERES DE PUEBLA, DE LAS MENOS PAGADAS DE MÉXICO

Las mujeres de Puebla, de acuerdo al ENOE en el primer trimestre del 2020, se ubican en el segundo lugar nacional con el menor salario promedio por 4 mil 500 pesos de ingresos mensuales.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, la entidad poblana comparte la segunda posición con Morelos. Mientras, el primer lugar con menor salario para el género femenino es Oaxaca con un pago de 4 mil pesos cada 30 días.

En contraste, el mayor salario en la república lo tiene Baja California Sur con 8 mil pesos mensuales en mujeres y para hombres, 11 mil pesos de ingresos en Nuevo León.

En el país, ninguna empresa ha alcanzado la igualdad salarial en el sector laboral formal, condenó Mar Estrada Jiménez, coordinadora de la Licenciatura en Economía y Finanzas de la Universidad Iberoamericana, quien refirió que las actuales administraciones les deben a las mujeres mejores condiciones laborales.

Si bien es un logro que de 1997 a 2019 la brecha salarial se ha reducido de 25 a 13 por ciento, agregó Estrada, las diferencias continúan.

Las estadísticas del INEGI estiman que las mujeres poblanas ganan 4 mil 500 pesos mensuales, en tanto, los hombres tienen ingresos por 6 mil 500 pesos mensuales, que representa una diferencia del 30.7 por ciento.

En 2016, el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) también ubicó a Puebla en segundo lugar con el salario promedio más bajo. El primero fue Guerrero con 4 mil 2 pesos, Puebla con 4 mil 379 pesos y Tlaxcala con 4 mil 380 pesos mensuales.

De 2016 al primer trimestre del 2020, los ingresos para las mujeres poblanas aumentaron 2.7 por ciento al ir de 4 mil 379 pesos a 4 mil 500 pesos mensuales.

“En la brecha salarial, queda mucho por hacer para reducirla cada vez más”, dijo Estrada Jiménez y agregó que también está pendiente involucrarlas en áreas más especializadas que les permitan incrementar sus ingresos.

De acuerdo con INEGI, las poblanas se emplean más en el área de la salud y asistencia social, en un 61.9 por ciento, en servicios educativos en 60 por ciento, en hoteles y restaurantes en 59 por ciento, además de comercio al por menor en 56.1 por ciento, por mencionar algunos.

Asimismo, datos de 2019, en el Censo Económico del instituto, detallan que, en Puebla, el 43.4 por ciento de los trabajadores son mujeres, que lo posicionan en el sexto lugar en el indicador.

Sobre el tema, la especialista de la Universidad Iberoamericana, agrega que se tiene que revisar además el trabajo en casa que desempeñan las mujeres y que no es remunerado ni está registrado oficialmente.

GOBIERNO TIENE DEUDA CON MUJERES

Mar Estrada Jiménez refirió que ni el gobierno federal o estatal, ni el Congreso de Puebla han realizado normativas para reducir la brecha salarial, o bien, reformas laborales que permitan un panorama equitativo. “La precariedad laboral sigue existiendo”.

“Este gobierno en general, ha dejado de lado el tema laboral y creo que es algo que es fundamental, porque tiene mucho que ver con la calidad de vida de las personas, hombres y mujeres (…) Desde el gobierno local, podría haber programas dirigidos a las mujeres, sobre todo de manera temporal”.

Además, consideró preocupante la falta de estrategias para conservar los empleos en la pandemia por SARS-CoV-2, pues ampliará la informalidad laboral y menos oportunidad de generar las condiciones económicas óptimas de hombres, así como mujeres.

OEM-Informex
OEM-Informex

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario