En 2018 Javier Corral dijo que caso de Lilia Alejandra “estaba resuelto”.

0
380
90528126. México, 28 May 2019 (Notimex-Alejandro Meléndez).- El gobernador del estado de Chihuahua, Javier Corral, encabezó una ponencia sobre cómo afronta el problema de la seguridad en la entidad que gobierna, ante diversos integrantes del Colegio de México. NOTIMEX/FOTO/ALEJANDRO MÉLÉNDEZ/STAFF/POL/

Por Perla Velázquez

México, 12 Jun (Notimex).- Para la activista Norma Andrade, madre de Lilia Alejandra García Andrade, desaparecida el 14 de febrero de 2001 y encontrada asesinada el 21 de febrero de ese año en Ciudad Juárez, Chihuahua, la vida tomó otro rumbo en su búsqueda de justicia.

«No es que sea fuerza o valor como nos dicen; más bien coraje, impotencia de saber que al gobierno no le importa», aseguró Andrade en entrevista con Notimex.

En el Ministerio Público le dijeron que había sido una violación tumultuaria, por la cantidad de líquido seminal que se había encontrado. Sin embargo, las versiones fueron cambiando poco a poco.

«Cuando ellos hacen el estudio de ADN me dicen que rescataron un esperma. Yo sé que no es verdad; es más, yo me peleé con el perito, le dije: “cómo me vas a decir que sólo rescataste un esperma si ustedes mismos me dijeron que había abundante”, explicó.

«Luego me dijo: “¿era líquido seminal o bacterias?” Obvio yo no lo vi; ni siquiera sé lo que era, es más aunque lo hubiese visto a simple vista yo como cualquier persona no hubiese sabido lo que era», señaló.

En el caso de Norma Andrade trabajan Michel Salas y David Peña, quienes han conseguido avances en la investigación.

«Que dejaran de desaparecer niñas, que dejaran de asesinar mujeres, a lo mejor podría ser un paliativo, pero yo creo que me voy a morir y el dolor va a venir aquí, y esa sensación de que no hay justicia, de que el gobierno no hace nada, me la voy a llevar conmigo», expresó.

La activista aclaró que en el caso de Alejandra no ha habido detenidos. «Por lo tanto no hay justicia, no conocemos la verdad de los hechos, simplemente tenemos una presunción de lo que sucedió, porque su cuerpo gritaba lo que vivió, pero saber realmente lo que sucedió».

«Ya sé que la violentaron, la torturaron. No es eso lo que yo quiero saber, sino por qué. ¿Qué es lo que motiva a una persona o a varias personas a hacer semejante cosa? No encuentro la palabra para describir, no les puedo decir bestias porque no son bestias, las bestias matan por hambre, estos matan por placer. No sé ni siquiera cómo calificarlos», manifestó.

A través de investigaciones seminales y evidencias de sangre, el abogado David Peña obtuvo pruebas que hasta la actualidad no han tenido repercusión.

«Sacan otro, de otra muestra que tenían de las uñas de Alejandra, y ahí sale otro perfil genético. Él dice: “bueno ya tiene muchos años, pero no saben de qué nos sirve tener un perfil genético si no sabemos quién es o con quién lo vamos a buscar: ¿qué les parece si hacen un cotejo con el banco de datos que tienen ustedes?”.

El abogado les propuso esa opción, pero cuando pidió ese comparativo salió el parentesco con un funcionario de la Fiscalía de Ciudad Juárez, Chihuahua.

«Eso fue en el 2010, estamos a 2019 y seguimos en las mismas. En el 2018, nos dijeron en mayo fue la audiencia; después de la audiencia nos dijeron: No, Norma, nos equivocamos no es el familiar de un funcionario, es otra persona», comentó.

En 2018, durante una entrevista, el gobernador Javier Corral dijo que el caso de Norma Andrade, junto con el de José Luis Castillo, padre de Esmeralda, quien desapareció en 2009, eran de los “más atendidos” por las autoridades y aseguró que estaban resueltos.

Asimismo, expuso que era un crimen seguir medrando con el dolor de las víctimas.

Posterior a esa entrevista, Norma Andrade se reunió con Corral, después de presentar cuatro solicitudes de audiencia, que le habían sido negadas.

“Logramos que me diera una audiencia, pero porque nosotros salimos a contestar lo que él dijo y fue como que ya no le pareció”.

La activista le llevó el expediente de Alejandra. «Yo le llevé lo que acabo de mencionar de la opinión de la perito, en donde dice que sí que no, que hay un perfil genético vaginal de semen que es el que ellos querían quitar y detuvieron a una persona, que actualmente está detenida. Manuel Rivas está detenido acusado por los otros asesinatos, menos por el de Alejandra».

Norma y su familia han sufrido intentos de homicidio. El primero fue en 2003, en contra de su esposo. Después, el objetivo fue ella: uno en Ciudad Juárez y otro en Ciudad de México.

«Cuando sucede eso, nos sentamos a la mesa y hablamos mi hija Marilú, mi esposo y yo, ahí acordamos que íbamos a continuar, que si a alguno de los tres nos pasaba algo el que quedara iba a gritar más fuerte; es lo que yo he hecho. Dije: grito más fuerte y grito más fuerte».

Tras los atentados, reconoció sentir mucho miedo, pero no es una opción quedarse callada «porque es más mi miedo a que le pase algo a Jade».

El caso de Alejandra García Andrade es uno, y en este año van mil 190 asesinadas en el país, comentó.

«Si sumamos las de cada año desde, ya no digo, del 2001 para atrás, sino el año pasado estábamos hablando de alrededor de 800 víctimas. Si se las sumamos a las que van ahorita estamos hablando de dos mil, no es una, no son dos. No sé cuándo el gobierno va a decir las asesinan porque pueden y quieren», concluyó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE NOTIMEX.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario