“Ely tiene derecho a ser una elefanta por primera vez y vivir con sus pares”: ONGs (nota de Eréndira Quintero en SinEmbargo)

Susana Ramírez expuso que las autoridades del Zoológico de San Juan de Aragón resumieron diez años de cuidados en unas cuantas hojas. Foto: Cortesía de Diana Valencia, de Abriendo Jaulas & Abriendo Mentes, para SinEmbargo.

Diana Valencia, de Abriendo Jaulas & Abriendo Mentes, es quien cuenta con la mayor bitácora de Ely pues comenzó a grabar y fotografiar en 2017 las condiciones en las que vive “la elefanta más triste del mundo” así como el deterioro que ha ido presentado con el paso de los años.

Al día de hoy, Ely sigue viviendo en 4 mil m2, rodeada de muros de cemento y barrotes de acero en donde no cuenta con el enriquecimiento ambiental adecuado, esto aunado a que su hogar, el Zoológico de San Juan de Aragón, se encuentra a unos cuantos kilómetros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Por Eréndira Quintero | SinEmbargo.

Ciudad de México, 20 de agosto (SinEmbargo).- Por años la han llamado “la elefanta más triste del mundo”. En el 2012 aparentemente fue rescatada de una vida dedicada al Circo Hermanos Vázquez y trasladada al Zoológico de San Juan de Aragón, donde supuestamente iba a recibir los mejores cuidados. Hoy, con casi 40 años de edad, sigue luchando contra una dermatitis que día con día carcome su piel, con la soledad, el aburrimiento y la depresión. Es la historia de Ely.

El pasado 11 de agosto nueve organizaciones animalistas, entre las que se encuentran Abriendo Jaulas & Abriendo Mentes, Va Por Sus Derechos y AnimaNaturalis México, organizaron un performance frente a las oficinas de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ubicadas en la Colonia Centro, para exigir el traslado de Ely al Santuario de Elefantes Brasil (SEB).

Durante una conferencia de prensa Claudia Sheinbaum compartió que se está analizando si Ely podría aguantar el traslado a Brasil en las condiciones en las que se encuentra. “Hay distintas organizaciones animalistas que han pedido que se vaya a un santuario que queda fuera de nuestro país. Lo que se está evaluando es si la elefanta aguantaría el viaje o es mejor que se quede”.

El pasado 11 de agosto nueve organizaciones animalistas organizaron un performance frente a las oficinas de Claudia Sheinbaum. Foto: Cortesía de Arturo Berlanga, de AnimaNaturalis México, para SinEmbargo.

En entrevista para SinEmbargo Diana Valencia, fundadora de Abriendo Jaulas & Abriendo Mentes, compartió que las ONGs preocupadas por el bienestar de Ely han tenido distintas mesas de diálogo con las autoridades sin obtener alguna respuesta positiva, sin embargo no fue hasta el pasado 11 de agosto que aceptaron recibir colaboración internacional de especialistas en elefantes.

“En relación a la última respuesta que dio [Claudia Sheinbaum] en vivo ese mismo día del evento, confío en que en esta ocasión sí cumpla. Se le preguntó qué haría ella en el caso de qué el juez dictamine a favor de Ely y respondió, según me informan, qué no apelaría. En este sentido opino que hará lo éticamente correcto”, apuntó.

De acuerdo con las organizaciones Abriendo Jaulas & Abriendo Mentes, Va Por Sus Derechos y AnimaNaturalis México, Ely fue parte de una transacción en el 2011 entre el Gobierno de la Ciudad de México, presidido en ese entonces por Marcelo Ebrard, y el Circo Hermanos Vázquez ya que fue adquirida por una cantidad mayor a los tres millones de pesos.

Días después de la declaración de la Jefa de Gobierno, Ernesto Zazueta, presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM), emitió un comunicado en el que apuntó que Ely “no es la elefanta más triste del mundo” pues supuestamente ha recibido las atenciones adecuadas durante los últimos diez años, señalando así que este ejemplar “ha desarrollado un importante vínculo con uno de sus cuidadores, por lo que su ausencia podría afectarle severamente”.

“Con seguridad les podemos decir que Ely no es ‘la elefanta más triste del mundo’. Desde su llegada al Zoológico de San Juan de Aragón (agosto del 2012) ha sido atendida permanentemente por un equipo de cuidadores de animales, biólogos y médicos veterinarios con amplia experiencia en el manejo de su especie bajo cuidado humano, con el objeto de mantener su salud y bienestar en todo momento (sic)”, reza el comunicado.

Diana Valencia, quien cuenta con la mayor bitácora de Ely, comenzó a grabar y fotografiar en 2017 las condiciones en las que vive “la elefanta más triste del mundo” así como el deterioro que ha ido presentado con el paso de los años.

“En el transcurso de estos seis años, he sido testigo de un deterioro conductual, de altas y bajas en el aspecto físico, como por ejemplo la salud de sus pies, su piel y su marcha. Asimismo su estado de ánimo ha ido decayendo, probablemente debido a la falta de estimulación cognitiva y el abandono, entendiéndose este último como la limitada interacción con sus manejadores”, expuso Valencia.

“Por muy buen trato digno y amoroso que se le brinde a Ely de parte de sus cuidadores, nunca se podrá sustituir la convivencia con su propia especie. Ely tiene derecho a ser una elefanta por primera vez y reconectarse con la naturaleza y con sus pares”, agregó.

El presidente de la AZCARM manifestó a este medio que en México hay muchos lugares y personal capacitado para atender a Ely, defendiendo así los cuidados y atenciones que la elefanta está recibiendo en el Zoológico de San Juan de Aragón. Asimismo recalcó que los problemas que este ejemplar ha presentado tanto en su piel como en una de sus patas vienen de años atrás, antes de que fuera comprada por el Gobierno de la CdMx.

“Yo no le veo ninguna razón que una ONG por ganar esté tratando de hacer un traslado tan espectacular sin ninguna necesidad […] Un tratamiento a Ely se le está dando, lo que pasa es que no han tomado en cuenta que Ely estaba muy mal. Yo no veo el porqué se tenga que atender mejor, está muy bien atendida y yo no veo el porqué se tenga que mover a otro lado. Realmente no han tomado en cuenta que ese animal estaba muy amolado y que le han alargado su vida de una manera más confortable”, apuntó Zazueta.

En diversos artículos publicados por AnimaNaturalis México se ha especificado que al ser una especie gregaria, los elefantes aún estando en cautiverio requieren estar en constante movimiento y de estímulos para mantener sus mentes activas. En este sentido, el enriquecimiento ambiental de vegetación es sumamente importante para el espacio de estos ejemplares, según expertos consultados por esta ONG.

En contraste, Ely vive en 4 mil m2, rodeada de muros de cemento y barrotes de acero en donde no cuenta con el enriquecimiento ambiental adecuado, esto aunado a que su hogar, el Zoológico de San Juan de Aragón, se encuentra a unos cuantos kilómetros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, lo que podría alterarla por el ruido constante de los aviones.

Arturo Berlanga, Presidente de AnimaNaturalis México, compartió a SinEmbargo que de no ser trasladada, Ely no puede seguir viviendo en un zoológico como el de San Juan de Aragón. “Los modelos de zoológicos en las ciudades son obsoletos, no puede seguir sola porque los elefantes no son animales que pueden estar solos y necesita el enriquecimiento ambiental correspondiente a ella […] En el caso de Ely en el Zoológico de Aragón, cómo es posible que esté un elefante y grandes felinos pegados a un aeropuerto escuchando todo el día aviones”.

A lo largo de seis años, a Ely se le ha podido observar aburrida y con depresión al ser la única elefanta en un espacio tan reducido para su especie. De acuerdo con AnimaNaturalis México, además de estar decaída la mayoría de los días, Ely también ha llegado a presentar episodios de coprofagia, lo que se entiende como la ingestión voluntaria de heces.

Diana Valencia comenzó a grabar y fotografiar en 2017 las condiciones en las que vive “el elefante más triste del mundo”. Foto: Cortesía de Diana Valencia, de Abriendo Jaulas & Abriendo Mentes, para SinEmbargo.

Abriendo Jaulas & Abriendo Mentes, organización que ha registrado la condición de Ely, ha consultado a diversos especialistas en elefantes, quienes a su vez han expuesto que este ejemplar de elefante africano puede sufrir un trastorno de estrés post traumático complejo (CTEPT).

“Hemos consultado a varios especialistas, a través de registros fotográficos y de videos, quienes han coincidido en la falta de bienestar de Ely, puntualizando que es preciso implementar una evaluación psicológica ya que sus síntomas y experiencias son consistentes con un diagnóstico de estrés post traumático complejo (CTEPT), concluyendo que tanto la ciencia como la ética obligan a que sea liberada a un santuario”, explicó Diana Valencia.

Por su parte, Ernesto Zazueta insistió en que la elefanta se encuentra muy bien cuidada y que no tendría que ser reubicada a Brasil, tachando así de malinchistas a las organizaciones animalistas que están pidiendo el pronto traslado de Ely.

“Para nosotros está muy bien atendida, tiene varios veterinarios que están a cargo de ella […] Si ellos decidieran moverla, hay dónde los apoyemos, pero eso que se vaya a Brasil es un malinchismo completo porque aquí hay mejores médicos que en Brasil, aquí hay médicos muy buenos y que están capacitados para cuidarla”.

Este medio tuvo acceso a un comunicado firmado por Diana Valencia de Abriendo Jaulas & Abriendo Mentes, Arturo Berlanga de AnimaNaturalis México y Susana Ramírez de Va Por Sus Derechos, en donde señalan que la misma Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México “no tiene como parte de sus asociados a ningún zoológico de la Ciudad De México y tampoco ha otorgado certificación alguna al Zoológico de San Juan de Aragón donde Ely se encuentra actualmente”.

Asimismo citan el informe CAWF Report Reveals Zoos Are Not Able To Meet The Complex Needs Of Elephants, publicado el 11 de julio de 2022, en donde se señala que los zoológicos no pueden satisfacer las necesidades de los elefantes.

Este documento está respaldado por 25 destacados especialistas en las necesidades de los elefantes, entre los que se encuentran zoólogos, biólogos y científicos ambientales que piden que se elimine gradualmente la tenencia de elefantes en los zoológicos debido a problemas en su bienestar.

SinEmbargo contactó a la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema) en relación a la polémica derivada por las condiciones en las que se encuentra Ely en el Zoológico de San Juan de Aragón, pero al cierre de esta edición no obtuvo una respuesta.

El SEB ha sido uno de los primeros santuarios dispuestos a recibir a Ely e incluso ofreció hacerse cargo tanto del traslado como de su estancia, para así ofrecer a esta ejemplar un nuevo hogar en el que podrá convivir con otros elefantes.

UNA BATALLA LEGAL POR LA LIBERTAD

La lucha por el traslado de Ely se convirtió hace un año en una batalla legal en la que la abogada Susana Evelia Ramírez, titular del despacho Va por sus Derechos, promovió un amparo ante la autoridad judicial para que Ely pueda ser trasladada a un santuario de elefantes.

SinEmbargo se puso en contacto con Susana Evelia Ramírez, representante legal de Ely, para hablar sobre el proceso legal en el que se encuentra la situación de “la elefanta más triste del mundo”.

“El proceso jurídico empezó hace un año, el 13 de agosto. Se interpuso el amparo en los juzgados administrativos de la Ciudad de México y lo turnaron al Juzgado IV de materia administrativa en el primer circuito de la CdMx. El juicio me apertura a mí como quejosa, el amparo fue desechado en primera instancia e interpusimos la queja ante tribunales”, explicó Susana Ramírez.

“Los tribunales a cargo del magistrado Jean Claude Tron Petit dieron a favor del amparo, lo cual el fallo fue que el juzgado retomara y admitiera el proceso de dicho amparo para proteger y salvaguardar un derecho humano sobre el bienestar ambiental. A partir de febrero de este año empezamos con este amparo, empezamos a meter pruebas. Las autoridades responsables metieron sus informes justificados y se empezó a dar esta batalla jurídica para que Ely sea trasladada a un santuario”, agregó.

El pasado 23 de abril se llevó a cabo una inspección judicial en las instalaciones del Zoológico de San Juan de Aragón, sin embargo AnimaNaturalis México denunció que las autoridades del zoológico negaron el acceso a diversos activistas preocupados por el bienestar de Ely.

“Acordonaron toda la zona con aproximadamente 40 policías cuando sólo éramos siete personas animalistas las que fuimos. Al principio obstaculizaron el paso de la abogada, Susana Ramírez, y ya después la actuaria judicial le dijo a las autoridades del zoológico que tenía que estar presente la representante legal, a los demás nos dejaron afuera”, relató Arturo Berlanga.

De acuerdo con Susana Ramírez, la inspección judicial terminó siendo un montaje en el que los cuidadores del zoológico buscaban estimular a Ely con agua y tierra mojada para que el juez Ulises Rivera González se llevara otra impresión de la situación.

Sin embargo, los activistas estuvieron documentando los cambios que realizaba el personal del zoológico a la estancia de la elefanta días previos a la visita del juez.

“A mí me dejaron entrar puesto que soy la titular del amparo y pues fue un montaje […] Días antes estuvimos ahí en el zoológico viendo los cambios que las autoridades le hacían al recinto de Ely. Nos percatamos y le hicimos de conocimiento al juez que habían puesto una sombra para Ely. Durante años, meses y días, no habían puesto absolutamente nada”, compartió.

Esta no ha sido la única forma en que las autoridades del Zoológico de San Juan de Aragón han intentado obstaculizar el proceso legal de Ely, según han denunciado las organizaciones. En julio del año en curso, el juez Ulises Rivera González impuso una multa económica a la Directora del Zoológico San Juan de Aragón, Alinka Vannesa Olea y Wagner, por 9 mil 622 pesos por no presentar en tiempo y forma el historial clínico de la elefanta.

En este tenor, Susana Ramírez expuso que las autoridades del Zoológico de San Juan de Aragón resumieron diez años de cuidados en unas cuantas hojas. Asimismo apuntó que el historial estaba muy carente de información puntual en la situación de Ely.

“La facultad del juez es solicitar todos los documentos para que él tenga la mejor amplitud del fondo de lo que se está llevando el amparo. Yo le solicité al juez una copia certificada del historial clínico para presentarlo como prueba y para que los expertos pudieran estudiar científicamente el caso de Ely.

En más de tres ocasiones el juez lo solicitó a lo que es la Dirección de Zoológicos, lo cual la primera vez fue presentado en una copia simple y con 13 fojas útiles, posteriormente fue presentado incompleto y la tercera ocasión fue presentado pero sin firmas y con unas situaciones dudosas, con unas situaciones que en un año, por ejemplo el 2012 fue resumido en una sola hoja y el 2013 en una sola hoja. Qué pasó con todos los días según ellos que tienen el manejo diario de Ely”, cuestionó la titular de Va por sus Derechos.

El pasado 1 de agosto del año en curso se esperaba que el juez Ulises Rivera hiciera historia al dictaminar el futuro de Ely, sin embargo la audiencia se fue a receso para que se pudieran analizar todas las pruebas y argumentos de este caso.

Por su parte, Susana ha presentado pruebas de un biólogo, de un médico veterinario zootecnista, de un especialista en paquidermos, de un etólogo, de un geógrafo y de un antropólogo.

“Metimos varias pruebas, metimos Amicus Curiae de la jueza Elena Liberatori, que fue la primera juez a nivel internacional en nombrar a Sandra, la orangutana, como una persona no humana. Elena fue Amicus Curiae de Ely y también Lorena Bilicic, que es directora del observatorio del Derecho Animal Argentina”, detalló.

Finalmente, la representante legal de Ely negó que el comunicado emitido por la AZCARM pudiera obstaculizar jurídicamente el proceso legal que se esta llevando a cabo para el traslado de esta elefanta a un santuario en Brasil. Incluso, señaló que en el juicio expuso que el Zoológico de San Juan de Aragón va en contra de los artículos 3, 4 y 7 de Bienestar Animal de la asociación presidida por Ernesto Zazueta.

“Yo los cité porque el zoológico no cumple con nada de lo que estipula el AZCARM, entonces no creo que [el comunicado] afecte jurídicamente puesto que también se le hizo ver al juez que la AZCARM no ha dado ninguna certificación al Zoológico de San Juan de Aragón”, finalizó.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: https://www.sinembargo.mx/20-08-2022/4238303
Comenta

Deja un comentario