El Paso, Texas: “Se busca ayuda para trasladar difuntos. Es emocionalmente agotador” (nota de SinEmbargo)

Foto: OEM-Informex

“A los asistentes de la morgue se les proporcionará el máximo de PPE [equipo de protección personal] y recibirán una prueba de COVID antes de comenzar. Todos los asistentes de la morgue tendrán la tarea de trasladar físicamente a los difuntos ”, dice el aviso, según The Texas Tribune.

Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México/El Paso, Texas, 20 de noviembre (SinEmbargo).– Las fotografías fueron muy conmovedoras. Mostraban a reos, vestidos a rayas, cargando cadáveres. Miles en todo Estados Unidos se preguntaron de inmediato en calidad de qué estaban allí. Si les pagaban o eran obligados a convivir con los cuerpos de las víctimas de la COVID-19.

Pero luego vino algo peor: un anuncio para buscar quién sustituyera a los reos en la tarea de acarrear a los muertos de la pandemia en El PasoTexas, una de las regiones más contaminadas de Estados Unidos y, por ende, del mundo.

Los funcionarios del Condado de El Paso publicaron el anuncio ayer jueves por la noche para candidatos a trabajar en la oficina del Médico Forense del condado. El número de muertes causadas por COVID-19 continúa aumentando.

“A los asistentes de la morgue se les proporcionará el máximo de PPE [equipo de protección personal] y recibirán una prueba de COVID antes de comenzar. Todos los asistentes de la morgue tendrán la tarea de trasladar físicamente a los difuntos ”, dice el aviso, según The Texas Tribune. “Esta asignación no sólo es físicamente agotadora, sino que también puede ser emocionalmente agotadora”, agrega.

La solicitud se produce cuando el condado ha recurrido al uso de delincuentes de bajo nivel de la cárcel del condado para ayudar a transportar a los fallecidos. Su trabajo continuará hasta que haya suficientes nuevas contrataciones, dijo el jueves el Juez del condado Ricardo Samaniego, citado por el medio estadounidense.

Asimismo, consideró que “no todo el mundo va a poder hacer eso”, ya que han tenido personas que sólo se han quedado una hora, 30 minutos o hasta medio día al tratarse de “un procesos difícil”.

En el texto firmado por el periodista Julián Aguilar, se lee que Samaniego está a la espera de que la Guardia Nacional de Texas dé una respuesta a la solicitud que se hizo con el objetivo de contar con unidades estacionadas en la morgue para que se colabore con el transporte.

De acuerdo con cifras del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas, precisa The Texas Tribune, el condado ha sumado casi 78 mil casos positivos de COVID-19, número con el que se ubica como el tercer estado con más contagios.

Foto: OEM-Informex

El medio estadounidense también explica que la convocatoria para el personal se lanza una semana después de que una corte de apelaciones local negara el intento del Juez Ricardo Samaniego de cerrar los comercios no esenciales, a fin de evitar más infecciones del nuevo coronavirus.

Ayer, Estados Unidos llegó a 11 millones 698 mil 661 casos confirmados de la COVID-19 y 252 mil 419 muertos por la enfermedad, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins.

Sin embargo, los mapas que rastrean nuevas infecciones por coronavirus en EU se bañaron en un mar rojo el viernes por la mañana. Todos los estados mostraban que el virus se propagaba con una velocidad preocupante y los trabajadores de la salud se preparaban para más días difíciles por delante.

El Proyecto de Seguimiento de COVID-19 de Estados Unidos informó que más de 80 mil personas estaban en el hospital, el número más alto desde que comenzó la pandemia.

A medida que la situación en todo el país se hizo más grave y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades advirtieron a las personas que no viajen y visiten a familiares durante la festividad de Acción de Gracias, el grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca apareció en público por primera vez en meses, junto con el Vicepresidente Mike Pence, quien dijo que el país estaba en buena forma. Pero las cifras dicen otra cosa.

Justo en este contexto, hoy Pfizer anunció que ha solicitado a los reguladores en Estados Unidos que autoricen el uso de emergencia de su vacuna contra la COVID-19, con lo que inició un proceso que podría llevar a la aplicación inicial limitada el mes próximo y ayudar a acabar finalmente con la pandemia, pero no antes de que pase un invierno largo y duro.

Esta acción ocurre días después de que Pfizer Inc. y su socio alemán BioNTech anunciaran que su vacuna parece ser 95 por ciento efectiva en la prevención de casos leves y graves de la COVID-19 en un estudio amplio en desarrollo.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/20-11-2020/3896856

Deja un comentario