El derecho en las armas ¡Ay de los vencidos! Autor: Luis Sánchez

0
185

Lo ha sugerido varias veces Lorenzo Meyer[i]: En política internacional sigue imperando la ley del más fuerte.

A ello atribuye que México no tiene muchas opciones para encarar a un Trump embravecido por el ventarrón electoral estadunidense.

Desde esta perspectiva se puede entender que, obedeciendo a sus intereses, el presidente de EU se ensañe como lo suele hacer contra nuestra patria: sabe que difícilmente podríamos plantarle cara.

Esa soberbia recuerda a la de los galos cuando llegaron por vez primera a tierra romana imponiendo condiciones. ¿Quiénes se creían esos extranjeros para exigir nada a los hijos de Rómulo en su propia casa?

Ante la cuestión respondieron “que llevaban el derecho en las armas”[ii].

¡Ay de los vencidos![iii], contestaron luego a un pueblo romano rendido cuando éste les reprochaba usar pesos falsos para fijar el oro que entregarían como pago para negociar la paz.

Parece ser que históricamente nuestra situación geopolítica nos ha sido fatal: no somos potencia económica, no somos potencia militar, valga hoy como hace más de 100 años aquél célebre lamento: pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos.

Algunos historiadores dirán que esta situación ha influido también a nuestro favor, argumentarán que fue decisiva la intervención gringa para echar de aquí a los franceses y volver al orden constitucional.

Otros, como Paco Taibo, sostienen que esas versiones son exageradas[iv]

En todo caso ¿no se podría decir que aquella vez escapamos de la flama para guisarnos en la sartén? O al revés.

Todo por aquello del “derecho en las armas”.

Hoy, ante las bravuconadas del mandatario naranja, hay quienes proponen una contestación que no sea necesariamente confrontación, citan para ello a Peña Nieto cuando instó al magnate a canalizar su frustración a otra parte, no a México.

Otros, como Sergio Aguayo, ven “una política exterior mexicana a la deriva”[v], cuya falta de rumbo y claridad aflora cada que Trump emite una declaración contra México.

Julio Astillero ha publicado recientemente que parte de la estrategia, según fuentes allegadas a la cancillería mexicana, consistiría en buscar aliados en el mismo país norteamericano para denunciar ante las instancias correspondientes los excesos del magnate[vi].

El Dr. Jalife, en el programa de radio de Julio Astillero, mencionó, con respecto a la nueva agenda envalentonada del ejecutivo gringo luego de su absolución en el asunto del rusiagate, que “en las relaciones internacionales hay mucha coreografía” y que AMLO deberá ser muy cuidadoso[vii].

Acaso todo el asunto se podría reducir a un par de posibilidades: es temporada de declaraciones ácidas y no hay de otra más que resguardarnos y esquivar lo más dignamente posible ese chubasco, o que Trump salga con que sí sube aranceles a los autos que provienen de México y también que sí se cierra la frontera y entonces sí no conocemos plan a, b o c.

Estamos lo que se dice en ascuas.

¿Podríamos descartar que ante ese panorama existan estrategias, más allá de las que se han señalado?

Si las hay, no habría más remedio que concluir que fracasaron los esfuerzos por instituir en México aquello del gobierno abierto.

La administración obradorista podría decir que se atiene a lo que Max Weber llamó la ética de la responsabilidad[viii], que en la práctica puede o no tener que ver con la participación ciudadana y la transparencia, todo en aras, por supuesto, del bienestar nacional.

Si no hay estrategia, estaríamos a la buena de Dios, el viento, el azar o como prefieran ustedes.

El gobierno estaría aplicando puramente lo que Weber también llamó la ética de la convicción: las cosas estarán bien, hombres de poca fe, el pueblo sabio ya manifestó su parecer.

En ambos casos cabría la pregunta ¿De qué sirven entonces las instituciones?

@bonsiul


[i] Primer Plano Lunes 01 de abril de 2019 (https://www.youtube.com/watch?v=l0YjY27ufAs) min 9:00

[ii] Tito Livio. (1999) Historia Romana. México: Porrúa. P. 223.

[iii] Ibid., p. 232.

[iv] Paco Ignacio Taibo. (2017) La gloria y el ensueño que forjó una patria. Vol 3. La caída del imperio. México: Planeta. P. 86.

[v] Primer Plano Lunes 01 de abril de 2019 (https://www.youtube.com/watch?v=l0YjY27ufAs) min. 3.54

[vi] Julio Astillero. (09 04 2019) La Jornada San Luis. http://lajornadasanluis.com.mx/opinion/juez-de-eu-nos-salva/

[vii] Alfredo Jalife en entrevista con Julio Astillero 29.03.19 (https://www.youtube.com/watch?v=r9x1O-CeikA) min. 39.28

[viii] Max Weber. (2001) El político y el científico. México: Colofón. P. 67.

Deja un comentario