DEA recorta sus gastos para México (nota de Ady Corral en OEM-Informex)

Imagen ilustrativa.

En los primeros cuatro años de la 4T, la agencia estadounidense gastó ocho millones 264 mil pesos, una tercera parte de lo desembolsado en el mismo periodo del sexenio de Peña Nieto

Ady Corral | OEM-Informex.

Durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la DEA (Administración para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés) ha disminuido sus gastos de operación en territorio mexicano, principalmente en telecomunicaciones.

En los primeros cuatro años de la llamada Cuarta Transformación, la DEA gastó ocho millones 264 mil pesos para sus operaciones en México, una tercera parte respecto a lo desembolsado durante el mismo periodo de la administración del priista Enrique Peña Nieto, con 23.8 millones de pesos.

De acuerdo con datos que publica la DEA en la plataforma USAspending, en los últimos 13 años y desde que se tiene registro, la agencia ha celebrado 128 contratos en México, de los cuales el más reciente empezó a correr el pasado 27 de mayo y expira en un año. Se trata de servicios de telecomunicaciones para su personal asentado en Tijuana y consta de ocho líneas telefónicas.

Una revisión realizada por El Sol de México a la base de datos oficial del gobierno de Estados Unidos indica que la agencia antinarcóticos ha contratado distintas líneas de celulares, servicios de voz y datos, de radiocomunicaciones, de internet inalámbrico de banda ancha y servicios de internet satelital.

Este último sirve para mantenerse comunicado en lugares remotos con una mayor cantidad de datos que los que podría ofrecer un servicio de móvil tradicional.

También ha comprado celulares (con una acentuada predilección por equipos de las marcas iPhone y Blackberry, según el catálogo de gastos), reguladores eléctricos y supresores de energía. Así como servicios de soporte analítico, funciones analíticas de apoyo y hasta el reemplazo de un parabrisas o el pago por la reparación de distintos vehículos utilizados durante su estancia en México.

Según la base de datos, en 13 años la agencia estadounidense ha gastado 29 millones de pesos en telecomunicaciones, representando 53 por ciento del total con poco más de 54 millones de pesos erogados en ese periodo.

A la lista de gastos de la DEA en el país en dicho lapso, que comprende tres administraciones mexicanas, se suman pagos en hoteles por habitaciones y espacios de reunión, presentadores de conferencias por internet o asesoría de distintos expertos en materias no especificadas vinculadas al combate al narcotráfico.

Otros gastos de la agencia antinarcóticos estadounidense reportados en la plataforma vienen etiquetados como de misión crítica. Es el caso de unas líneas telefónicas contratadas entre septiembre de 2019 y septiembre de 2020, según consta en los registros presupuestales del gobierno estadounidense, por dos millones 217 mil pesos.

“Líneas telefónicas de DEA Firebirds son de misión crítica para proporcionar a personal de la DEA tecnología de alerta debido a las preocupaciones de seguridad y violencia en la región”, se detalla en la descripción de la transacción.

Operando en México puede haber dos tipos de agentes de la DEA, según fuentes del gobierno estadounidense. Aquellos que hacen base por varios años en distintas ciudades del país, generalmente donde hay consulados estadounidenses, que mantienen relaciones formales con funcionarios de seguridad mexicanos y dan detalles a la Cancillería de todas sus acciones, contactos y movimientos.

Son poco más de 40 elementos. Están distribuidos en oficinas ubicadas en Ciudad de México, Mérida, Guadalajara, Mazatlán, Monterrey, Matamoros, Nuevo Laredo, Hermosillo, Nogales, Ciudad Juárez y Tijuana, de acuerdo con información que la DEA ha hecho pública a través de su sitio oficial.

Esto coincide con algunas de las ubicaciones asentadas en los registros de contratos recogidos por USAspending, como Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Mazatlán, Nuevo Laredo, Mérida, Ciudad Juárez o Tijuana. Otros agentes de la DEA van de encubiertos y son más escurridizos, pues son enviados a México de forma temporal luego de que, como parte de sus investigaciones en casa, dan con alguna red o contacto relacionado con los cárteles en México y vienen solamente por un corto tiempo de este lado de la frontera para misiones específicas.

Otro de los contratos describe un gasto de un millón 570 mil pesos celebrado entre el 24 de septiembre y el 23 de octubre del 2019 bajo la etiqueta de “10 celebridades”, sin dar más detalles que la empresa a la que le pagó: Carahsoft Technology Corp.

Fundada en 2004, según su sitio web, Carahsoft Technology Corp, es una empresa privada ubicada en Reston, Virginia, que se dedica principalmente a vender soluciones de ciberseguridad, inteligencia artificial, así como servicios de consultoría gubernamentales.

La relación de López Obrador con la DEA se ha vuelto ríspida desde el arresto en Los Ángeles en octubre de 2020 y posterior liberación, tres meses después, del exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, acusado por la agencia de cargos de narcotráfico. Esto hizo que desde diciembre de ese año, López Obrador haya restringido el actuar de agentes de la DEA en México. Para abril de 2022, el presidente López Obrador ordenó el cierre de la Unidad de Investigaciones Sensibles (SIU, por sus siglas en inglés).

El pasado 17 de abril, durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario comentó que no confía en la DEA y calificó como una intromisión que se haya infiltrado en el Cártel de Sinaloa y con Los Chapitos. “Ya no es el mismo tiempo de antes, en el gobierno de Felipe Calderón se metieron hasta la cocina en el país, se les permitió. Y sí tenían una relación demasiado intensa con la Secretaría de Marina y pues llegó el momento en que no era cooperación, sino que era subordinación de la Secretaría de Marina a las agencias de Estados Unidos. Entonces eso no”, dijo.

En total, la DEA gastó desde 2010 y hasta el presente año 54.1 millones de pesos, de acuerdo con el tipo de cambio actual, para equipar a sus agentes y demás personal enviado a México, y así asegurar sus operaciones en el país. Una parte del gasto coincide con el periodo del auge de la llamada Guerra contra el Narcotráfico, en el sexenio del presidente Calderón (PAN), cuando la agencia destinó 2.6 millones de pesos para sus labores en el país.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Atacan a balazos al periodista Maynor Ramón Ramírez en Apatzingán, Michoacán (nota de Sandra Soraya Castro en OEM-Informex)

Maynor Ramón Ramírez, conocido como “El May”, ya había sufrido un atentado hace siete años. Sandra Soraya Castro | OEM-Informex El reportero de nota roja en el municipio de Apatzingán, en el estado de Michoacán Maynor Ramón Ramírez, resultó lesionado en un ataque armado registrado esta noche en las inmediaciones de El Ahuete. El periodista, que labora para…

Comenta

Deja un comentario