CRÓNICA | Desangelados, panistas celebran triunfo por anticipado (nota de Efrén Flores en SinEmbargo)

En juego estaban 15 gubernaturas, de las cuales, Baja California Sur, Chihuahua, Nayarit y Querétaro eran panistas. Foto: PAN.

Por Efrén Flores | SinEmbargo

El PAN, que formó junto con el PRI y PRD la mayor alianza para arrebatarle votos a Morena, celebró, en un ambiente desangelado, su triunfo en esta elección. En juego estaban 15 gubernaturas, de las cuales, Baja California Sur, Chihuahua, Nayarit y Querétaro eran panistas.

Hoy no hubo fiesta y convite en la sede del Partido Acción Nacional (PAN) como hace casi tres años. En el marco de las elecciones intermedias más grandes —por número de cargos en juego— que ha vivido el país, el único clamor que se escuchó fue para celebrar el discurso del líder nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, en el auditorio “Manuel Gómez Morín”.

El PAN y su coalición “Va por México” destacaron que no sólo lograron “ponerle un alto a Morena y a la destrucción del país”, porque la gente “no está de acuerdo en la forma como gobierna Morena”. Para Cortés Mendoza, sus partidarios y la ciudadanía también lograron aumentar el número de gobiernos estatales panistas, así como imponerse, junto a los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), como la oposición más fuerte en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Durante el discurso, a la par en que el líder nacional del PAN anunciaba una “amplísima victoria” del partido y de sus aliados en los estados de Campeche, Colima, Michoacán, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas, la banda de “Los Chícharos”, contratada para animar la tarde a ritmo de tambores y percusiones, entonó gritos de batalla. Primero, “Acción Nacional”, después “Acción Juvenil”, y más tarde, “Sí se pudo”.

Al cabo de las 19:00 horas, los panistas se decían ganadores en ciudades, estados y en el proceso electoral federal. Sin embargo, más allá de los aplausos en el auditorio, el silencio se impuso en las oficinas centrales del blanquiazul una vez que el discurso concluyó.

El PAN aseguró que la elección fue un resultado favorable. Foto: PAN.

Aunque la prensa no escaseó, en comparación con la celebración de 2018, el evento de este año fue austero y poco duradero.

Desde las 13:00 horas, hasta pasadas las 18:00 horas, en el PAN imperó el silencio. Luego vinieron las alocuciones, y antes de las 19:30 horas, la camarilla de panistas desapareció. Y tan pronto como Marko Cortés y compañía —entre ellos el exsecretario de Gobernación Santiago Creel Miranda y la Senadora Kenia López Rabadán— se retiraron, el silencio volvió a tomar los pasillos, cuartos y patios de la sede del PAN.

A decir del staff de organizadores, la calma se debió, en parte, a las medidas sanitarias por la pandemia. “Todo tranquilo”, se escuchó repetir a uno que otro blanquiazul. “Vamos a ganar” más gubernaturas y recuperar el control de la Cámara de Diputados, de acuerdo con algunos de los panistas que asistieron a las oficinas ubicadas en la Avenida Coyoacán de la Ciudad de México.

Lo sucedido durante la jornada electoral en la sede panista contrasta con lo que se vio en las últimas elecciones presidenciales, cuando el partido buscó regresar a la silla grande de la mano de su candidato Ricardo Anaya Cortés.

Ese año, en 2018, el ánimo del PAN se desinfló. Su candidato no sólo obtuvo el porcentaje de votos (22.3 por ciento) más bajo de un panista en comicios presidenciales desde el 2000, sino que además, el partido consiguió el menor número de escaños en ambas cámaras del Congreso de la Unión.

En 2018, el PAN se quedó con 24 senadores, mientras que en las elecciones de 2000, 2006 y 2012 obtuvieron 46, 52 y 38, respectivamente.

Asimismo, en las elecciones de hace tres años, el PAN se quedó con 79 diputaciones federales, lo que implica una derrota considerable, ya que en 2000, 2003, 2006, 2009, 2012 y 2015 obtuvieron 206, 152, 206, 143, 114 y 109 escaños en la Cámara Baja, respectivamente.

En los próximos días México sabrá el resultado final de los comicios intermedios de este 6 de junio. Mientras tanto, Marko Cortés, además de las proyecciones de integración de la Cámara de Diputados basadas en ponderados de encuestas, indican que el PAN tendrá más escaños de los que tiene actualmente.

En solitario, la bancada blanquiazul alcanzaría una media de 86 legisladores, mientras que en coalición con el PRI y el PRD podría juntar 170 escaños, de acuerdo con Oraculus.

En su discurso, el PAN dejó en claro que no se repetirá un 2018, cuando Morena los derrotó, ni tampoco lo que vivieron en 2019, cuando perdieron tres gubernaturas (Baja California Sur, Puebla y Veracruz) que hoy están en manos de morenistas.

El PAN se mostró revitalizado y confiado en que 2021 es su año. Los panistas dijeron estar contentos con los resultados, pero el silencio prevaleció en su sede.

En los próximos días, México sabrá los resultados de la elección y así, si los panistas pudieron defender sus cuatro gubernaturas en juego (Baja California Sur, Chihuahua, Nayarit y Querétaro).

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/06-06-2021/3984886
Comenta

Deja un comentario