Bolivia sin gobierno, a definirse entre una salida constitucional o un acuerdo político-social (Xinhua)

0
446
Xinhua

Por René Quenallata Paredes
LA PAZ, 10 nov (Xinhua) — Tras ingresar a un «embrollo político», Bolivia precisa decidir si combate el vacío gubernamental a través de una salida constitucional desde la Asamblea Legislativa o si llega a un acuerdo político y social que le de la legitimidad a un nuevo gobierno, según el constitucionalista y politólogo Franklin Gutiérrez.
«La Asamblea Legislativa tendrá la tarea histórica de elegir al transitorio nuevo Presidente por las renuncias del mandatario Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra y el presidente de Diputados Víctor Borda (todos del oficialismo)», afirmó a Xinhua.
Gutiérrez consideró que Bolivia tiene que decidir si preserva la institucionalidad o se rompe ese precepto para ingresar a un acuerdo político y social que le dé la legitimidad al nuevo gobierno.
En el caso constitucional, dijo que lo primero que debe hacer el decano de la Asamblea Legislativa es convocar a una sesión conjunta de senadores y diputados de los 166 legisladores para aceptar la renuncia del Presidente, luego del Vice y también de los presidentes del Senado y Diputados.
A partir de esa decisión se tendrá que elegir por consenso al nuevo presidente del Senado para que se haga cargo de la presidencia del país andino temporalmente, quien deberá conformar su gabinete ministerial de transición y convocar a elecciones.
«Al ser un gobierno transitorio, se tendrá que abocar a evitar el vacío de poder, administrar el Ejecutivo y convocar elecciones; mientras tanto, los asambleístas y una comisión de la sociedad debe trabajar en elegir al nuevo Tribunal Supremo Electoral y posteriormente a los vocales de los tribunales departamentales electorales, quienes administrarán el futuro proceso electoral», aseveró.
El experto consideró que este proceso debería darse de inmediato porque el mandato de los asambleístas termina el 21 de enero próximo.
Gutiérrez dijo que, si la mayoría de los que están en la línea sucesoria renuncian, algunos de los 166 parlamentarios podrían asumir el cargo de Presidente del Estado, siempre en base a la votación, y deberá llamar a elecciones generales en un plazo de 90 días, tal como la Constitución lo establece.
Por su lado, el analista político Marcelo Silva manifestó que son dos las salidas a esta crisis política, la constitucional y la que puede venir del poder del pueblo, que sería inconstitucional pero legítimo.
Empero, consideró que la vía por vía legítima sería más compleja pues requeriría un consenso amplio entre partidos políticos, sociedad, cívicos y otras instancias para proponer un gobierno de transición que deberá administrar el gobierno y la elección de vocales para futuras elecciones.
Asimismo, advirtió que constitucionalmente existe en puertas otro problema de orden político que sería las elecciones subnacionales a desarrollarse en marzo, mes en el que cumplen su mandato estas autoridades.
Para Silva, la solución a esta crisis es sentarse a dialogar a la brevedad para que se conforme un nuevo gobierno.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE XINHUA.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario