Autoridades de CDMX admiten haber aplicado 7 dosis de algunos viales de Pfizer, cuando no se permiten más de 6 (nota de Guadalupe Fuentes en SinEmbargo)

Imagen ilustrativa. Foto: Xinhua/Francisco Cañedo.

Por Guadalupe Fuentes López | SinEmbargo.

Ciudad de México, 3 de junio (SinEmbargo).– La escritora María Rivera alertó desde la semana pasada de la aplicación de siete dosis por cada frasco de la vacuna Pfizer-BioNtech en la Ciudad de México, cuando la recomendación indica que sólo deben ser seis, una situación que ha generado incertidumbre entre la población vacunada con dicho biológico, aunado a las contradicciones de la propia Secretaría de Salud capitalina.

Para aclarar este tema, y ante la polémica que se generó en redes sociales, la Secretaria de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) primero negó, a través de un comunicado difundido el 27 de mayo, que se hayan sacado hasta siete dosis de un frasco para vacunar a personas y precisó que sólo se podían aplicar seis dosis del biológico por cada envase que produce la empresa.

De acuerdo con la Guía Técnica para la aplicación de la vacuna, que fue creada por expertos en el país y es emitida por la Secretaría de Salud federal, cada frasco de Pfizer-BioNtech contiene 0.45 mililitros de suspensión congelada que se mezcla con 1.8 mililitros de solución salina para obtener un total de seis dosis.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Con esta mezcla, a cada persona se le muestra que se aplican 0.3 mililitros de la sustancia y este procedimiento es posible gracias a la adquisición de jeringas ahorradoras para la aplicación de la vacuna contra la COVID-19.

“Como es de conocimiento, cada frasco se combina con la solución salina a la vista del público, de manera que es imposible extraer una mayor cantidad de dosis que las autorizadas”, aseguró la dependencia capitalina en el mismo comunicado. “El interés de la Secretaría de Salud es proteger la vida y el bienestar de las personas, por lo que no hay elemento alguno que pruebe que se aplican siete dosis en lugar de seis”.

La duda en redes surgió por un tuit que publicó María Rivera, escritora y columnista de SinEmbargo, alertando de que a algunos usuarios de entre 50 y 59 años se les había aplicado la primera dosis de la vacuna contra la COVID en grupos de seis y siete personas en la Alcaldía Cuauhtémoc.

“Yo me di cuenta de que me habían vacunado en un grupo de siete personas, una querida amiga mía estaba preocupada, y yo escribí un hilo en Twitter alertando sobre esta situación. A partir de eso fue que surge toda la denuncia. No había como tal un ruido en redes, yo empecé eso y la Secretaría de Salud me empezó a contestar a mi”, precisó la escritora en entrevista.

El prospecto de la vacuna Pfizer-BioNtech sólo autoriza seis dosis por vial –utilizando jeringas ahorradoras–, es decir, que en cada fila deben estar sólo seis personas y no siete como denunciaron. Sin embargo, la Secretaría de Salud capitalina aseguró que el número de personas en cada fila correspondía a la logística de cada unidad vacunadora y no a las dosis que se aplicaban. De cualquier forma, la dependencia se comprometió a investigar las denuncias de los usuarios.

“La cantidad la determina la forma que les es más fácil aplicar el líquido a las enfermeras, toda vez que hacen un gran esfuerzo para incrementar el número de vacunados. No obstante la Secretaría de Salud indagará los hechos que se denuncian y en caso de hallar alguna irregularidad se dará parte a las instancias pertinentes para proceder administrativa y legalmente”, afirmó en el comunicado del 27 de mayo.

Es decir, negó que se hayan aplicado siete dosis de la vacuna como los usuarios denunciaron.

Dos días después de este primer comunicado de la Secretaría de Salud capitalina y ante la persistencia de los usuarios, la titular de la dependencia, Oliva López Arellano, aceptó que se aplicaron siete dosis por ampolleta de la vacuna Pfizer-BioNtech, en lugar de seis, pero sólo a una cantidad “muy pequeña” de personas debido a que no hubo más jeringas ahorradoras.

“El estándar para Pfizer es de seis dosis, es lo que está probado, pero se pueden sacar siete dosis cuando se tienen agujas ahorradoras, de bajo espacio muerto, nosotros recibimos 257 mil de estas agujas, no hemos podido recibir más, porque hay una poca disponibilidad de este tipo de aguja”, explicó en conferencia de prensa el 29 de mayo.

Un día antes, el 28 de mayo, Eduardo Clark, director de gobierno digital en la Ciudad de México, coincidió con la versión de Oliva López afirmando que en el caso de las vacunas Pfizer se pueden extraer entre cinco a siete dosis dependiendo del tipo de jeringa que se utilice.

“Se utilizaron agujas de cero volumen muerto, eso nos permitía sacar siete dosis de cada vial, no lo hemos vuelto hacer”, dijo a la periodista Denise Maerker en el programa Atando Cabos.

Esta versión, sin embargo, fue rebatida por la escritora María Rivera, quien debatió con el funcionario en una entrevista televisiva y lo cuestionó sobre los tipos de jeringas que se utilizan para aplicar la vacuna contra la COVID.

“Él mintió porque lo que dijo es que habían recibido agujas especiales de cero espacio muerto, no de bajo espacio muerto que son las agujas que se utilizan para administrar seis dosis. Esa fue una mentira impune de parte e Clark”, detalló. “En esa entrevista él se sacó de la manga que habían tres tipos de jeringa, la normal (con la cual se extraen cinco dosis), luego las de reducido o bajo espacio muerto (seis dosis), y él inventó que había unas de cero espacio muerto para extraer de siete dosis”.

Para justificar la extracción de siete dosis de un frasco de Pfizer, el funcionario capitalino dijo en entrevista con Azucena Uresti que la Ciudad de México tenía un documento que los autorizaba a aplicar siete dosis.

“Clark ya no pudo sostener esta versión de las agujas, y en esa entrevista inventó que tenían protocolos de aplicación para ciertas dosis, otra mentira más. Ahora están diciendo que tenían ese documento de que los autorizaba la SSA federal, pero eso no es cierto porque hay lineamientos específicos de Pfizer. Están encubriendo algo que hicieron”, denunció Rivera.

Para el día 31 de mayo, la dependencia capitalina volvió a emitir un comunicado para justificar por qué se extrajeron siete dosis del biológico y se aplicaron a un grupo de personas en la Alcaldía Cuauhtémoc. En el tuit difundido en sus redes sociales citaba un artículo de Science, una prestigiada revista de ciencia en donde escriben científicos y periodistas.

“0.45 + 1.8 = 2.25/0.3 = 7.5 dosis de 0.3 mL por vial con agujas de bajo peso muerto. Esta conclusión se deriva de lo que dice Science”, publicó la dependencia y de inmediato la respuesta de usuarios de Twitter no se hizo esperar.

“¡Qué barbaridad! Estiran las vacunas al máximo. Son CINCO dosis y usando la jeringa de bajo volumen muerto se logra la SEXTA ¡con dificultades! Malinterpretaron la información. ¿Están diluyendo con más solución o están juntando los remanentes para una 7ma? Sería muy irresponsable”, publicó una usuaria.

“Todos coinciden que extraer 7a dosis requiere de material, capacitación y cuidados especiales (por ello NO lo recomiendan). Si en Cuauhtémoc hicieron piloto, en lugar de artículo académico, publiquen evidencia de compra, capacitación y resultados del piloto. Es nuestro derecho”, reclamó otro usuario.

SinEmbargo buscó la postura de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, pero hasta el cierre de esta nota no obtuvo respuesta.

El día de ayer en entrevista con el periodista Pascal Beltrán del Río en Imagen Radio, la Secretaria de Salud capitalina, Oliva López Arellano, dio más datos acerca del grupo de personas que recibió siete dosis por vial: fueron adultos entre 50 y 59 años de la Alcaldía de Cuauhtémoc, quienes acudieron en la semana del 12 de mayo a la Biblioteca José Vasconcelos y la escuela Benito Juárez.

También aclaró que las siete dosis se aplicaron a un grupo “muy reducido de personas” –aunque no mencionó el número exacto– porque recibieron 257 mil jeringas especiales para poder aplicar esta cantidad.

“La empresa tiene la indicación de seis dosis por ampolleta y es posible sacar siete con las agujas ahorradoras de bajo espacio”, explicó en Imagen Radio. “Nosotros ya no hemos tenido acceso a más agujas ahorradoras, el problema es que hay disponibilidad en el mercado, sólo recibimos 257 mil, de las que sólo quedan alrededor de 50 mil, que es muy poco para el volumen que aplicamos”.

México ha recibido, hasta el corte del 1 de junio, 14 millones 649 mil 765 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech que se han distribuido en diferentes entidades, incluida la Ciudad de México.

¿ES RECOMENDABLE SIETE DOSIS POR FRASCO?

La farmacéutica Pfizer recomendó originalmente destinar cinco dosis de 0.3 mililitros (ml), o 1.5 ml en total en la aplicación de su vacuna anticovid, pero con agujas especiales se pueden extraer hasta seis dosis.

“Las vacunas de Pfizer originalmente están producidas contemplando cinco dosis por frasco, pero lo que ha hecho Pfizer desde el principio es que pone más de esa cantidad. Lo que sucedió después es que médicos se dieron cuenta que se podían sacar seis dosis con unas jeringas, que se les llama de espacio muerto, y el propio fabricante dijo que sí se podía, pero no más de seis dosis porque se corría el riesgo de no completar correctamente las dosis”, dijo en entrevista el doctor Mauricio Rodríguez Álvarez, profesor de la Facultad de Medicina de la UNAM y vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus.

Tras la dilución, los viales de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra COVID-19 contienen seis dosis de 0.3 ml de vacuna. Se pueden utilizar jeringas o agujas de volumen muerto bajo para extraer seis dosis de un solo vial. Foto: Guía de Pfizer.

El doctor Xavier Tello, analista y asesor en políticas de salud, mencionó en sus redes sociales que está prohibido extraer siete dosis de los frascos de la vacuna de Pfizer, ya que como máximo deben ser seis.

Francisco Moreno Sánchez, médico internista e infectólogo, premio Nacional de Salud 2020, coincidió en que “usar un biológico a dosis insuficientes (7 dosis de Pfizer en lugar de 6), es algo muy grave, que puede afectar la inmunidad a corto y largo plazo de los mexicanos. No se debe improvisar en un asunto tan delicado como la vacunación contra #COVID19”.

La extracción de una séptima dosis no es un caso exclusivo de la Ciudad de México, a nivel mundial, médicos comenzaron a descubrir que era posible extraer del vial una dosis extra si se utilizaban agujas especiales, de bajo o reducido espacio muerto, que retienen menos líquido. Incluso Pfizer aceptó que podían administrarse seis dosis completas de manera segura.

Pero no hablan de extraer una séptima dosis del vial, y en todos los países –incluido México– donde se aplica la vacuna Pfizer-BioNtech la indicación es de máximo seis.

El diario Redacción Médica, una publicación española especializada en salud, publicó el pasado 10 de febrero un artículo escrito por Marcos Domínguez en donde médicos consideraban la posibilidad de extraer una séptima dosis del fármaco de Pfizer.

“Es totalmente posible la séptima dosis”, comentó al medio Juan Francisco Navarro, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y Salud Pública y jefe de Sección de Medicina Preventiva del Hospital General Universitario de Elche. “Con las jeringas actuales de bajo volumen muerto se suele sacar una dosis extra en el 60-70 por ciento de los viales, lo que hace que haya un 10 por ciento más de dosis disponibles”.

Sin embargo, el doctor Mauricio Rodríguez Álvarez, dijo que sacar la séptima dosis es difícil y se corre el riesgo de que la última sea incompleta.

“Lo importante es que se respeten las guías técnicas de cada país y que en este caso dicen seis dosis por frasco, si ven que todavía sobra un poco es mejor no ponerlo, mejor que sobre a poner dosis incompletas”, recomendó. 

En el caso de las siete dosis que se extrajeron en la Ciudad de México, el médico de la UNAM señaló que si el Gobierno está evaluando estos materiales es importante que queden registros para que todo sea transparente. “Ayudaría mucho saber en qué contexto se hizo para que no se interprete de manera equivocada”.

Sobre las personas que fueron inoculadas de los frascos en donde se extrajeron hasta siete dosis, recomendó que no se preocupen porque su cuerpo ya tiene la dosis y ya está haciendo una reacción.

“Ya los vacunaron, su cuerpo está montando una reacción y con la segunda dosis su cuerpo terminará de completarla. No hay que preocuparse de que corran un riesgo, probablemente la Secretaría tenía unas jeringas especiales y sacó las siete dosis muy al ras, pero después prefirió no hacerlo porque es muy riesgoso estar en el límite de dosis”, mencionó.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/03-06-2021/3983500
Comenta

Deja un comentario