Amiga de Ana Frank y sobreviviente de Holocausto dedica su vida a honrar a víctimas (por Pablo Giuliano en Xinhua)

Por Pablo Giuliano
SAO PAULO, 16 ago (Xinhua) — Nanette Blitz Konig tiene 91 años, es una sobreviviente del Holocausto, logró salir agonizante de un campo de concentración y fue la última persona que vio con vida a Ana Frank, la icónica adolescente que fue asesinada luego de registrar en su famoso “Diario” cómo era soportar la opresión de la ocupación nazi en un ático, escondida, en los Países Bajos.
Desde 1953, la neerlandesa vive en Sao Paulo, Brasil, adonde emigró para construir su vida después de haber sido una de las victimas del nazismo y de la Segunda Guerra Mundial.
Nanette escribió en los últimos 10 años un libro de memorias, y se dedicó a contar la historia de los campos de concentración organizados por el nazismo, por los 1,5 millones de niños y adolescentes allí fallecidos antes y durante la II Guerra Mundial.
Según ella, que fue obligada a ir al Liceo Judío de Amsterdam que había impuesto la ocupación nazi de Holanda para las personas de esa religión, y que por ser una prisionera dejó la educación formal a los 14 años, lo más importante de un país es la educación.
“Aprovechen la educación. Aprovechen al máximo la oportunidad de tener una educación. Yo no la tuve”, es su mensaje a los niños en las conferencias que ofrece en escuelas y centros culturales.
Cuando antes de la pandemia daba sus charlas y conferencias para presentar su libro “Yo sobreviví al Holocausto”, se repetía una escena típica de una celebridad, como la cantante pop Anitta o el futbolista Neymar: los alumnos se sacaban fotos con ella y le pedían que les firmara el “Diario de Ana Frank”.
Según contó a Xinhua, la educación formal de Nanette se cortó a los 15 años, cuando fue llevada prisionera por los nazis. Y eso es lo que les recuerda a los niños y adolescentes de Brasil. “La educación que tienen deber ser vista como una oportunidad”, comentó.
Ella fue compañera de Ana Frank en el Liceo Judío de Amsterdam, y estuvo en el cumpleaños número 14 de su amiga, que se tornó célebre por escribir su diario en el ático secreto de su casa al borde de uno de los canales de la capital holandesa.
Los judíos que eran relegados por la invasión nazi, finalmente fueron llevados a campos de concentración de 1943 a 1944. En febrero de 1944, luego de perder a sus padres y hermanos, Nannete vio a Ana Frank invadida por los piojos, “flaca como un esqueleto”, en el campo de concentración de Bergen Belsen, Alemania.
Fue la última vez que vio con vida a la autora del “Diario de Ana Frank”, quien también había pasado por el campo de concentración de Auschwitz.
“Yo sobreviví porque creo ya ni tenían lugar para guardar los cuerpos, y mi misión fue denunciar la tragedia que ocurrió”, contó antes de la pandemia a Xinhua Nannete, quien actualmente se encuentra recluida en su casa de la zona central de Sao Paulo con algunos problemas de salud al lado de su marido, el húngaro-inglés John Konig.
En 1945, con la liberación de Berlín con la entrada del Ejército Rojo, también cayó la ocupación nazi de Holanda. Nannete fue encontrada moribunda en Bergen Belsen por soldados británicos.
Estuvo casi tres años internada, sin más familia que unos parientes lejanos que pudo contactar en Londres. “Casi me vuelvo loca, pero luchaba contra eso porque nadie querría adoptar a una sobreviviente loca”, recordó.
Ya en Londres, Nanette Blitz conoció a John Konig, emprendedor húngaro-inglés también huérfano, quien tenía parientes en Brasil.
“Había que buscar una nueva vida y la buscamos”, dijo la sobreviviente.
En 1953 se casó y se estableció en Sao Paulo, Brasil. Nanette tuvo en Brasil 3 hijos, 5 nietos y 4 bisnietos.
Su legado principal, dijo, fue su memoria para poder llegar a contar a las nuevas generaciones los horrores de la II Guerra Mundial. Y con ello evitar repetirlos.

Deja un comentario