A 62 años de que atraparon en Torreón al Capitán Fantasma, luego se les escapó (Nota de Lauro Villegas en OEM-Informex)

Autoridades de Torreón aseguraron que eran más listos que el Capitán Fantasma, el cual se les fugó un mes después | Cortesía

Hay innumerables leyendas entorno a este personaje

Lauro Villegas | OEM-Informex

Torreón, Coahuila. – Corridos y hasta una película, son algunas de las cosas que rodean la leyenda de Santiago Reyes Quezada, nombre del conocido y astuto ladrón apodado como “El Capitán Fantasma”, quien a finales de la década de los años 1950 pasó por la ciudad de Torreón, justo tiempo después de haber protagonizado un legendario escape de un penal de Tamaulipas.

Sin embargo, corría el día 18 de julio de 1959 cuando Reyes Quezada circulaba por la ciudad de Torreón y decidió que era buena idea asaltar la Farmacia Luisiana, ubicada en el cruce de la calle Jiménez y avenida Matamoros, en lo que aquellos momentos eran casi los límites de la ciudad de Torreón.

Ante esto, autoridades fueron alertadas de este acto, por lo que se inició, según cuentan las historias, una gran persecución, concluyendo en el arresto del famoso ladrón, al cual para lograrlo, tuvieron que herirlo con armas de fuego en ambas piernas, por lo que de inmediato, la Policía de Torreón decidió internarlo en las celdas de la cárcel y presumieron haber arrestado a uno de los más grandes “escapistas” de cárceles en México.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio
Farmacia Luisiana ubicada en Jiménez y Matamoros en 1959 | Cortesía

Los días pasaban y como intento de demostrar que la policía de Torreón era una de las más preparadas, decidieron ser ellos los que mantendrían en las celdas al ‘Capitán Fantasma’, esto para poner un ejemplo a la delincuencia, pero no contaban con que Reyes Quezada dejó de comer y enfermo a tal grado que ya no era suficiente atenderlo en las celdas, por lo que decidieron ingresarlo al Hospital Civil de Torreón.

En el lugar, en donde era atendido el famoso ladrón debido a una fuerte infección, así como una descompensación por no comer, el Capitán pudo escapar del hospital, esto a pesar de que era custodiado, según cuentan, por más de cinco elementos de Seguridad y estaba esposado a su cama, por lo que, desde aquella tarde del mes de agosto, ya no se supo más de Santiago Reyes, dejando claro que el Capitán Fantasma fue más astuto que las autoridades locales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario