Facturación falsa, ¿terrorismo fiscal o combate a la transa?: Astillero