Deleznable usar covid para criticar: Fadlala Akabani (nota de Manuel Cosme en OEM-Informex)

Se revisan los protocolos sanitarios con los prestadores de servicios para evitar contagios, dice el titular de la Sedeco / Daniel Hidalgo | OEM-Informex

El titular de la Sedeco aseguró que se trabaja para que la reapertura de negocios no provoque más contagios

Manuel Cosme | OEM-Informex

Al precisar que nadie tiene la receta para decir qué hacer y qué no ante la pandemia de Covid-19, Fadlala Akabani, secretario de Desarrollo Económico local, opinó que políticamente “es deleznable que se pretenda usarla para criticar la acción del gobierno, cuando nadie tiene la receta”.

Durante una entrevista con El Sol de México, el funcionario habló sobre los primeros pasos de la eventual reactivación de la economía de la Ciudad de México, la reapertura de los negocios ubicados en el Centro Histórico, de restaurantes, así como de bares, cantinas y antros convertidos en restaurantes.

En este sentido, rechazó que este reinicio de labores comerciales se haga improvisadamente, aunque admitió que sobre la marcha se han corregido paulatinamente horarios, llegadas, filtros de entrada, salidas y las medidas que deben adoptar los establecimientos.

“Hay aprendizaje”, recalcó, del comportamiento del Covid-19 en la capital del país, como evitarlo y prevenirlo y las reglas a tomar, incluido el Centro Histórico, ya que nadie puede decir que tiene el hilo negro para decir qué debe hacer y qué no en esta pandemia.

En el caso del Primer Cuadro de la ciudad, reconoció que comerciantes y autoridades han hecho un gran esfuerzo para tener la zona libre de contagios de coronavirus y, aseguró se está logrando.

“Hoy, puedo decir que casi 90 por ciento de la población de la capital está usando el cubrebocas y está aprendiendo a utilizar la sana distancia. La sana distancia es la herramienta fundamental para prevenir contagios”, subrayó el secretario de Desarrollo Económico.

Comentó que los siguientes pasos de la reactivación económica capitalina se planean a partir de los diálogos que se tienen con los sectores y prestadores de servicios, como hoteleros, restauranteros y otros giros, con quienes se revisan e impulsan sus protocolos para que puedan reabrir sus cortinas y ofrecer sus servicios en las mejores condiciones sanitarias.

Agregó que el objetivo es tener una reapertura de los establecimientos mercantiles con inteligencia, planeación y organización, a fin de que no crezcan los contagios, porque esa es la prioridad.

En el caso de las cantinas, antros y bares, informó que se tiene un mecanismo aleatorio de supervisión de sus operaciones y sus propietarios, como primer paso, tienen que avisar de su cambio de giro provisionalmente para reabrir sus cortinas, de lo contrario no lo pueden hacer.

Recordó que los restaurantes que reiniciaron servicios deben tener sus mesas con un espacio de por lo menos 90 centímetros o de un metro, mientras se consumen los alimentos, lo cual es suficiente para que no haya contagios.

En el caso de los comensales, se pueden quitar el cubrebocas para consumir sus alimentos en compañía de familiares o de personas que se cuiden para no contagiarse de Covid-19; pero sí habría un riesgo si alguien se sienta a comer con una persona que no tome las medidas preventivas.

De momento, el funcionario se opuso, porque sería irresponsable, a reportar el saldo económico del paso de la pandemia por la Ciudad de México, pues las empresas aún se esfuerzan para salir adelante.

Explicó que cuando se esté al 100 por ciento de las aperturas de las unidades económicas, de las cuales hay medio millón, y la ciudad esté en semáforo verde se podrá dar el resultado de la pandemia.

Finalmente, lo que así se afirmó es que son “muy poquitas“ empresas que han solicitado su baja del padrón local del Sistema Electrónico de Avisos y Permisos de Establecimientos Mercantiles o su suspensión de actividades ante la Servicio de Administración Tributaria. “Yo no veo tiendas cerradas, más que en Mazaryk”.

Deja un comentario