Chiapas: Larráinzar cuestionó sus usos y costumbres y creó sistema normativo interno (nota de Isaí López en OEM-Informex )

Isaí López/OEM-Informex 

El municipio indígena de Larráinzar cuestionó los usos y costumbres y creó un nuevo sistema normativo interno que garantiza la participación de las mujeres en la toma de decisiones, no son los varones o los esposos los que toman decisiones, afirmó Elena López López, hablante de la lengua tsotsil síndica municipal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Con la reforma electoral que impuso la paridad de género en el registro de candidaturas a puestos de elección, no es posible seguir con los llamados usos y costumbres excluyentes, en los procesos electorales de años 2015 y 2018 se promocionó la participación de las mujeres y el uso de sus derechos políticos electorales.

En cada una de las 64 localidades se realizó una intensa campaña de sensibilización de la población, para que hombres y mujeres reconocieran la importancia de la inclusión y garantizarán su presencia real en las elecciones, a partir de la concientización las mujeres lograron presencia, llegaron a las elecciones del 1 de julio del 2018 y se les ha permitido la toma de decisiones, dijo.

López López cuenta que para llegar a la aceptación de las mujeres se realizaron infinidad de reuniones, estaban presentes los agentes municipales, líderes políticos de los diversos partidos y se realizó una amplia consulta y se acordó la participación de la mujer en la elección de miembros del ayuntamiento.

Narró que el compromiso era que las mujeres no estuvieran presentes solo con sus nombres, tendrían que ejercer los cargos por los que serían electas, con base en la Constitución Política del Estado y Código de Elecciones y Participación Ciudadana.

Tras pasar por un plebiscito en febrero del 2018 con la participación de más de cinco mil personas y el resultado fue la elección de mujeres, fueron electas cinco mujeres que ahora participan en la toma de decisiones en el municipio a partir del 1 de octubre del 2018 en que tomaron posesión del cargo de síndica y regidoras. 

Expuso que el llamado a las mujeres es que se atrevan a ejercer sus derechos políticos electorales, que los nueve partidos políticos cumplan con sus obligaciones y responsabilidades y el Estado mexicano cumpla y haga cumplir la ley, y que desde ahora se preparen para el proceso electoral que iniciará en enero para las elecciones del 6 de junio del 2021 para haya mujeres candidatas, electas y que ejerzan los cargos.

Subrayó que las cinco mujeres del cabildo de Larráinzar ejercen sus cargos, tomar decisiones y no sus esposos, respetando la cultura y los usos y costumbres, queremos abrir camino para más mujeres, sí se pueda trabajar en equipo, incluso en los Bienes Comunales está la presencia femenil y la exigencia es que en los municipios indígenas los hombres deben permitir la participación de las mujeres.

Los partidos políticos deben cumplir con la ley, formar cuadros mujeres, la presencia indígena y la juventud, en las agencias municipales hay mujeres al igual que en los comités de educación y en otros cargos de las comunidades, las transformaciones tienen que ser un proceso permanente y no solo los hombres deben tomar decisiones, reiteró.  

Larráinzar, en la región Altos, es ampliamente conocido en el mundo al ser sede en 1996 de los diálogos de paz entre el gobierno federal y el EZLN, tras el alzamiento armado del 1 de enero de 1994, donde también se ubica uno de los caracoles zapatistas.

A raíz del conflicto armado políticamente hablando el municipio vivió cambios muy trascendentales, uno de ellos el divisionismo social de 1996, que dejó fraccionado el poder político nombrando a dos presidentes municipales, uno llamado presidente municipal autónomo simpatizante del EZLN y el constitucional electo por el pueblo en las urnas.

En la actualidad en Larráinzar seguimos teniendo la presidencia de las dos autoridades respetuosos de las ideologías de cada uno, actualmente podemos gozar de paz social y tenemos acuerdos de nuestras formas de gobierno, sustentó Elena López.

Anteriormente la elección de las autoridades constitucionales no respetaba la paridad de género, el ayuntamiento siempre estuvo integrado por hombres, eran los que tomaban decisiones, los que imponían autoridades y determinaban otras responsabilidades.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario