Brenton Tarrant, acusado del asesinato de 51 personas en Nueva Zelanda, se declara no culpable.

0
326
ARCHIVO - En esta imagen tomada de un video de seguridad al que tuvo acceso la televisora turca TRT World, publicada el 16 de marzo de 2019, se ve a Brenton Tarrant, sospechoso de los ataques a dos mezquitas de Nueva Zelanda, a su llegada en marzo de 2016 al aeropuerto internacional Atartuk de Estambul, en Turquía. (TRT World via AP, Archivo)

Christchurch, Nueva Zelanda | AFP | jueves 13/06/2019

El extremista australiano Brenton Tarrant, acusado del asesinato de 51 personas en marzo en dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda), se declaró no culpable, anunció su abogado.

En una transmisión audiovisual desde la prisión de alta seguridad de Auckland que fue difundida en el tribunal de Christchurch, el abogado Shane Tait afirmó que su cliente se declaraba «no culpable de todos los cargos de acusación», mientras que Tarrant estaba sentado cerca de él, en silencio.

Brenton Tarrant, que se define a sí mismo como un supremacista blanco, está acusado de 51 cargos de asesinato, 40 de intento de asesinato y un cargo por acto terrorista.

El 15 de marzo, Brenton Tarrant (28 años) abrió fuego durante la oración del viernes en dos mezquitas de Christchurch, en la isla sur de Nueva Zelanda. Se trata de la masacre más grave jamás cometida en la historia moderna de Nueva Zelanda.

Durante la comparecencia, este viernes, se informó al tribunal de que las evaluaciones psiquiátricas efectuadas en prisión arrojaron que Tarrant era mentalmente apto para ser juzgado.

Uno 80 supervivientes de la masacre y familiares de las víctimas se encontraban en la galería del público durante la audiencia.

Pudieron ver a Tarrant sonriendo irónicamente en varios momentos de la transmisión.

El juez Cameron Mander fijó la apertura del proceso para el 4 de mayo de 2020. El abogado Shane Tait declaró que el juicio debería durar unas seis semanas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AFP.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario